Puerto Rico busca estudiantes para pregrados y posgrados

Desde hace tres años, el gobierno de la isla impulsa una estrategia dirigida a jóvenes del mundo que quieran estudiar con certificados americanos, a un costo más bajo que en Estados Unidos y en un ambiente tropical.

El clima tropical, la naturaleza y la alegría de los boricua cautivan a los estudiantes.

Tal vez la primera imagen que llega a la mente al mencionar Puerto Rico es la de un paraíso tropical en el Caribe, al que las actividades al aire libre, los deportes extremos, las playas, el lujo y la cultura lo convierten en un destino ideal para pasar una temporada de vacaciones o disfrutar de unos días de descanso. Por décadas esa ha sido la forma en la que el gobierno vendía a la Isla Estrella ante el mundo, pero desde hace tres años el objetivo es reclutar estudiantes de América Latina y Estados Unidos.

El atractivo es poder prepararse profesionalmente con los estándares que el mundo de hoy exige, pero en un ambiente poco convencional que promueve el aprendizaje de forma amena. “En viajes internacionales nos dimos cuenta de que la isla era invisible en temas de educación, que sólo la mencionaban por el turismo. Así que en 2013 el Departamento de Estado creó una estrategia llamada Campus Puerto Rico, que agremia a todas las instituciones para vender una sola oferta académica”, afirma Jaime Calderón, director del área de evaluación, planificación, estadísticas e investigación del Consejo de Educación de Puerto Rico.

Esto no quiere decir que las universidades sólo ahora se den cuenta del potencial de la isla como destino académico. De acuerdo con Calderón, desde hace varias décadas las instituciones se vienen preparando con planes de internacionalización, exigiéndoles a los profesores altos estándares de calidad y obteniendo las mismas acreditaciones de las universidades de Estados Unidos. Con tan buenos resultados que en los ránquines universitarios de Latinoamérica aparecen en el puesto 56 entre 5.000 universidades.

A lo anterior se suman beneficios como aprender inglés como segundo idioma, validar becas y préstamos otorgados en Estados Unidos, disfrutar de una oferta académica que incluye 54 instituciones y más de 5.000 programas, y estudiar a unos costos más bajos que en Norteamérica (la universidad más cara de Puerto Rico es más económica que la más barata de Estados Unidos).

“Si miramos en detalle, son muchas más las ventajas que les ofrece la Isla Estrella a los estudiantes que llegan a cursar tanto pregrados como posgrados. Aquí pueden encontrar desde una carrera técnica como mecánica automotriz, hasta ingeniería aeroespacial, en la que los jóvenes pueden hacer sus pasantías en las instalaciones de la NASA”, cuenta el profesor Dominique Gilormini, de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

Entre las carreras de pregrado que mayor demanda tienen están: administración de empresas, psicología, trabajo social, ingenierías, ciencias de la salud y las del área de educación. En posgrados las más buscadas son los MBA (Maestría en Administración de Negocios), las maestrías en gobierno y política pública, en psicología e ingeniería aeroespacial.

Hasta el momento la isla ya cuenta con cerca de 900 alumnos extranjeros matriculados en diferentes instituciones, lo que equivale al 3 % de los estudiantes de Puerto Rico. La mayoría provienen de las Islas Vírgenes, Colombia, Centroamérica y Estados Unidos. Algunos se hospedan en las residencias estudiantiles que ofrecen centros de estudio como la Universidad de Puerto Rico, la Universidad Interamericana y la Universidad del Sagrado Corazón y otros prefieren unirse para alquilar un lugar y abaratar costos.

Aunque el objetivo se está cumpliendo, falta que “el gobierno se involucre más en esta estrategia, porque hay asuntos que necesitan políticas públicas para que se les puedan otorgar mayores beneficios a los estudiantes, por ejemplo, en transporte y vivienda”, enfatizó Gilormini.

Temas relacionados