Vacaciones espirituales

Además de la popularidad de sus resorts todo incluido, de los deportes náuticos, la variedad gastronómica, los almacenes de alta costura y la imponencia de sus playas de arena blanca y aguas azul turquesa, Aruba se ha convertido en un destino ideal para quienes quieren desconectarse de su cotidianidad durante unos días y dedicarse a consentir su mente y espíritu a través de prácticas como el yoga y el taichí.

Así es, esta isla paradisíaca, elegida por muchos para la excursión del colegio, la luna de miel o un viaje en familia, también es un gran escenario para encontrar el equilibrio mental y físico que tanto se busca en esta época.

Para empezar, la comunidad de taichí de Aruba hace parte de la alianza global de taichí a la que pertenecen otros 26 países. Esto garantiza la calidad de las sesiones y la experticia de quienes dirigen las clases. Con respecto al yoga, además de que se han abierto varios centros, algunos hoteles, como el Manchebo Beach, han diseñado planes especiales para quienes deseen unas vacaciones de ejercicios y meditación.

El gran atractivo es que la sesión se realiza en playas desiertas, incluye algunas posturas en el agua que invitan aún más a la relajación y, generalmente, transcurre mientras se contempla la puesta del sol. El escenario no podría ser más propicio para relajarse, vaciar la mente y cultivar el espíritu.

No importa si las personas son principiantes o expertas, estas clases ofrecen la combinación perfecta de la sensación de vacaciones con una actividad física que ha sido diseñada para liberar tensiones.

 

últimas noticias