Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 12 horas

"Viajar es una forma de dejar los prejuicios atrás y de abrir la mente": Andrea Bergareche

La escritora y bloguera de viajes habla sobre lo que significa para ella recorrer y descubrir el mundo sola.

Cortesía

Amo viajar por la sensación de libertad que me da. Porque es una forma de saciar mi sed de conocimientos, mi curiosidad. Viajar me permite conocer nuevos paisajes, nuevas culturas, gente de todos los lugares y estratos sociales. Es una forma de abrir mi cabeza, de superar mis prejuicios, de entender que existen muchas formas distintas de mirar y de vivir. Me ayuda a cambiar de prisma y también a conocerme más a mí misma. A huir de la rutina y hacer que cada día cuente, que cada día tenga una o varias historias que contar.  

Me gusta hacerlo sola por dos razones principalmente. Por una parte, es una forma de darme espacio a mí misma y de poder conocerme más. Investigar qué es lo que me gusta, las cosas que me hacen feliz sin la mirada de nadie ajeno, sin tener que complacer a nadie más.  

Por otra parte, cuando viajas en solitario estás más abierta a los estímulos externos. Cuando viajas en grupo o en pareja ya tienes alguien con quien conversar, con quien estar. Al viajar sola y en mi caso a dedo, estoy continuamente expuesta a conocer gente nueva. Estoy más abierta a aprender y a conocer, a absorber todo el aprendizaje que el viaje te da. 

Viajar es aprendizaje, es conocimiento. Es una forma de dejar los prejuicios atrás, de abrir la mente, de ver que hay otras formas de vivir y de pensar. Otros yos dentro de ese yo inmutable que nos creamos para poder vivir a diario. Es ver que hay otras realidades y que tenemos muchas personalidades por explotar y desarrollar. Es la capacidad de improvisar.  

Hace unos años creé un proyecto llamado Lápiz Nómada, es un blog de viajes con un enfoque creativo. Un blog que se enfoca en los viajes, pero también en el arte. Es un espacio personal en el que cuento mis historias viajeras, comparto información útil y animo a otros a viajar, en especial a todas esas mujeres que desean viajar solas, pero aún no se atreven.  

Conozco aproximadamente unos veinte países de los cuales es difícil elegir uno solo como favorito. Amo México, porque significó mi primer viaje en solitario, porque ha sido mi casa. Pero también me encantó Bolivia, tan genuina o Colombia, tan colorida y frondosa.  

 

Temas relacionados