Oceania Cruise Lines

¿Cómo es la mejor comida en alta mar?

Ingredientes frescos, comprados en cada puerto que tocan los navíos, garantizan una cocina saludable y variada, que les ofrece una experiencia cultural nueva a los pasajeros, al tiempo que los cuida de males como el norovirus.

La naviera Oceania Cruise Lines es reconocida en el portal especializado Cruise Critics por tener la mejor gastronomía en alta mar. / Cortesía

Cocinar no es fácil y menos si se hace para cientos de personas a bordo de un crucero en busca de tranquilidad y diversión. Los estómagos delicados y los paladares selectivos no son pocos. A esto se suman los mareos que a veces son inevitables en alta mar y el norovirus, una enfermedad que preocupa a autoridades como el Programa para la Higiene de los Barcos, de Estados Unidos, que chequea los navíos dos veces al año para asegurarse de que estén fuera de peligro.

Este malestar, que no es mortal, pero sí muy incómodo y contagioso, puede causar cuadros de gastroenteritis caracterizados por náuseas, diarrea y dolor abdominal. Por eso, y porque uno de los alimentos a los que más se asocia son los mariscos, es que los cruceros deben tener mucho cuidado con la comida que sirven, explican desde la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros.

En este sentido, la naviera que mejor hace la tarea es Oceania Cruise Lines que, de acuerdo con el portal especializado Cruise Critics, ofrece la mejor comida de los siete mares. Pero, ¿qué ha hecho para ganarse este título?

Cada uno de sus seis navíos –Regatta, Insignia, Náutica, Sirena, Marina y Rivera– tiene seis restaurantes, con los que garantiza variedad para todos los gustos. Exquisitos platos de cocina francesa, italiana, fusión asiática y hasta un steak house se encuentran entre sus especialidades.

Pero más que los platos, lo importante son los ingredientes, que se compran frescos en los mercados de los puertos en los que atraca durante cada recorrido. Éstos son almacenados en cocinas de primera categoría y no sólo se usan en los platillos de cada restaurante, sino también en los Culinary Discovery Tours, que les dan la oportunidad a los pasajeros de experimentar la cocina autóctona de cada lugar. “Queremos que en nuestros platos se sienta el sabor propio de cada sitio al que llegamos”, explica Karem Nova, directora para Colombia de Oceania Cruises.

El viaje a bordo, entonces, no sólo es saludable sino variado, pues rara vez se repiten las comidas. Esta experiencia se refuerza con excursiones en tierra, otro escenario en donde el buen comer y beber prevalecen: los pasajeros visitan mercados locales, granjas, viñedos y algunos de los más populares y exquisitos restaurantes.

El aspecto gastronómico es tan importante para esta línea, que no tienen problema con demostrarles la pulcritud de sus procesos a los pasajeros. Para ello cuentan con la primera escuela de cocina en alta mar, donde se enseña a preparar algunos de los platillos que se sirven durante la travesía. Lo hacen en cocinetas completamente equipadas, que en realidad son una versión miniatura de las cocinas del barco.

La mente maestra detrás de la estrategia gastronómica de Oceania Cruises Lines es el reconocido chef francés Jaques Pépin. Su misión es asegurarse de que los platillos, sus procesos e ingredientes son los idóneos para ofrecer una experiencia tan deliciosa como saludable en cruceros como el Marina y el Riviera, con capacidad para más de mil personas cada uno.