Comencemos por el comienzo

Limonada de manzana verde y jengibre

Gustavo Torrijos

Acabo de abrir mi nuevo restaurante en Bogotá, en un hermoso local en el Four Seasons Hotel Bogotá, muy cerca de la calle 85 y de la zona más agitada de la ciudad. Estoy feliz y orgulloso, y quiero compartirlo con ustedes. Suena a cliché, pero abrir un nuevo restaurante es como tener un nuevo hijo, y díganmelo a mí, que soy un feliz papá. Tardamos meses construyendo esta nueva casa, y desde el principio pensé que sería al final un homenaje a la memoria de mi padre, un hombre noble y sencillo, lleno de valores y de esperanzas, un gran señor que me indicó el camino más recto por la vida. Nemo le decían, y así se llama mi nuevo local. Y aquí he construido un menú con todo lo que a él le gustaba comer… o que estoy seguro que le hubiera gustado probar. Así que si me lo permiten, comienzo esta semana una serie de recetas de Nemo, las de mi padre, las de mi memoria, las que llevo tan adentro de mi corazón… las que me enseñaron cómo ser hombre y cómo ser cocinero.

[email protected] / www.harrysasson.com

INGREDIENTES

80 mililitros de extracto de pepino

150 mililitros de jugo de manzana

30 mililitros de jugo de limón

1 a 2 cucharaditas de miel de agave

Hielo picado

PREPARACIÓN

Licue todos los ingredientes y sirva en vaso alto. Decore con láminas de pepino.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El poder de la sugestión

Un diamante en la corona