Fideos de papa: a mi manera

Fideos de papa con hongos y queso Paipa.

Un amable lector me escribió esta semana para quejarse de las recetas que les presento en este espacio. Dice en su correo que no son suficientemente interesantes y que muchas de ellas están, en su opinión, cargadas de grasa. Bueno, en gustos no hay disgustos.

Como cocinero creo en la sencillez de los platos, que a veces está dada por su preparación en la que no se requieren técnicas muy complejas, y otras está en el uso de pocos ingredientes, con el fin de convertirlos en un plato delicioso. Creo, como cocinero, en explorar, sin que esto signifique hacer compleja la cocina; creo en inventar y aplicar nuestra creatividad tanto como sea posible, sin subestimar el gusto de los comensales, y creo, como columnista de este espacio, en mi deber de animar a los lectores a intentarlo en casa, o por lo menos darles bocados de inspiración que los lleven a ensayar sus propias recetas.

En la que presento hoy aplico la máxima de los pocos ingredientes, pero con un reto: vamos a hacer unos fideos de papa, para evitar así la pasta que a veces es algo pesada y no todos la toleran bien, y para conseguirlos utilizaremos una herramienta de cocina muy común en las plazas de nuestros pueblos y en las esquinas de nuestras ciudades: aquel cortador giratorio (técnicamente se llama rouet), con el que los vendedores ambulantes preparan las deliciosas tiras de mango biche.

Ingredientes (para dos personas)

500 gramos de papa pelada cortada en fideos
1 diente de ajo picado
2 tazas de hongos surtidos (champiñones, orellanas, shiitake, portobello…)
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 taza del agua de cocción de la papa
Perejil liso fresco finamente picado
Tomillo fresco
Sal y pimienta negra
Queso Paipa rallado

Preparación

Cocine los fideos de papa en agua de sal, teniendo en cuenta que por ser delgados van a estar listos muy rápidamente. Mientras tanto, en una sartén con el aceite de oliva saltee el ajo. Luego agregue los hongos junto con las hierbas y deje cocinar un poco. Cuando los fideos estén a punto, añádalos a la salsa junto con la media taza del agua de cocción, y revuelva cuidadosamente para no romperlos. Sazone con sal y pimienta, y sirva con queso Paipa rallado encima y decore con hojitas de perejil.

[email protected] / www.harrysasson.com

 

últimas noticias

El poder de la sugestión

Un diamante en la corona