La prueba de los cocineros

Receta: Huevos pochados y polenta con brie

Mauricio Alvarado- El Espctador

Sigamos con los huevos. Esta semana quiero presentarle esta joyita: unos huvos pochados sobre polenta y brie. Una de las grandes pruebas para medir la habilidad de un cocinero es pochar un huevo. Hay varios factores de los que depende el éxito de esta misión: para empezar, el agua debe romper el hervor y luego se tiene que bajar la temperatura para que el hervor sea suave, y se suele agregar una tapita de vinagre blanco al agua. Esto es clave. Además, los puristas mueven el agua en forma circular antes de agregar el huevo para que este se recoja y la yema quede dentro de un saco de clara. En cuanto a la polenta, hay también varias formas de prepararla: una es disolver una parte de harina en siete de agua fría y luego cocinarla; la otra es mezclar con batidor tres partes de agua hirviendo por una de harina y luego cocinarla moviéndola con una pala de madera hasta que se separe de la olla. Luego se le incorpora lo que quieran para enriquecerla: mantequilla, aceite de oliva, pesto, queso crema, mascarpone, caldo de pollo… o brie como es el caso que nos ocupa esta semana.

hsasson28@hotmail.com / www.harrysasson.com

INGREDIENTES (Para 4 personas)

Para la polenta:

1 taza de harina de maíz amarilla

3 tazas de agua caliente con sal

100 gramos de queso brie

Para el huevo:

Agua con un chorrito de vinagre

8 huevos

Sal y pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

100 gramos de jamón serrano

Queso parmesano rallado

 

PREPARACIÓN

Para la polenta, mezcle la harina con el agua hirviendo, ponga al fuego y siga mezclando con una pala de madera hasta que se separe de la base de la olla. Al final rectifique la sazón con sal y mezcle bien con el queso brie. Mientras tanto, para los huevos ponga a hervir una olla grande con un chorrito de vinagre blanco, con un cucharón mueva el agua en forma circular. Vierta en el centro los huevos uno a la vez. Deje cocinar hasta que la yema esté a punto. Sirva en el plato la polenta, encima el huevo, una tajada de jamón serrano, un poco de queso parmesano y termine con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.