Lo que debe saber de los vinos de Navidad

Esta bebida es protagonista en las celebraciones y es importante saber dónde comprarla, así como algunas de sus características y las opciones de maridaje con platos de la época y algunos típicos de Colombia.

Lo más importante es que siempre se conserve la armonía entre el vino y la comida. / iStock

Ya se siente el espíritu de festejo de Navidad y Año Nuevo entre todos los colombianos. Los planes de vacaciones más largos, las reuniones, las celebraciones y los buenos augurios empiezan a ser los protagonistas. Estas festividades se destacan por sabores y aromas de hornillas y fogones que se multiplican como un sello imposible de dejar de percibir. La cocina está siempre lista. Los más afortunados son aquellos que todavía guardan algunas de las tradiciones. Este panorama se ve más en los pueblos que en las grandes ciudades.

La cocina se pone en marcha en las casas, fincas y restaurantes, unas con acento muy colombiano, otras con algunas de las tendencias heredadas de otros países, tal vez por lazos de consanguinidad. Otros con el deseo de experimentar algo de la gastronomía que nos es habitual. Y junto con todo este mundo de recetas, el vino ya no es un valor que se encuentre lejano del plan de fin de año. Ya no es sólo la costumbre de descorchar algún espumante cualquiera para regalarlo entre todos los presentes como señal de buena suerte para el nuevo año, ni el espumante del único brindis de Navidad y Año Nuevo.

Ahora, el vino hace parte del programa gastronómico de Colombia como en cualquier otro país donde esta bebida es de larga tradición. Fiestas de fin de año y vino ya no es una novedad, y es muy frecuente que sea uno de los regalos en la época y el protagonista de las reuniones. Por eso, aquí le compartimos algunos mitos y verdades de esta bebida, algunos datos que debe tener en cuenta a la hora de comprarlo y, además, propuestas de las clásicas preparaciones de fin de año, tanto de la cocina internacional como la auténtica y típica cocina colombiana, para que pueda compartir con los más cercanos. ¡Salud!

¿Cómo comprar vinos?

Se puede adquirir en tiendas especializadas, que por otra parte no son muchas, aunque el avance del conocimiento del comprador y los variados tipos de vino hacen interesante el negocio de las “wines stores”. En las tiendas especializadas encontramos marcas de nivel medio y de nivel superior, asesoría y la ventaja de que sólo se comercializan vinos y licores. También podemos comprarlos en almacenes de cadena, preferiblemente en donde los productos roten más y tengan una buena relación con precios y marcas. Nunca compre en un lugar de baja rotación o donde la temperatura ambiente sea excesiva.

Si es un regalo

Revise la etiqueta, eso le puede ayudar para saber con qué uvas se elaboró, su añada y varias particularidades del sabor. Puede ser seco o dulce, eso depende del nivel de azúcar que contenga. Cuanto más seco, menos azúcar tendrá. Los hay secos, semisecos, abocados, semidulces y dulces. ¡Para todos los gustos!

Precauciones de bodegaje

Las botellas se guardan en posición horizontal para que el vino mantenga la humedad del corcho y éste no se deshidrate, permitiendo la entrada de aire a la botella y generando alteraciones en el vino.

Guardar el vino luego de abrirlo

Si se abre, lo mejor es que se beba todo. En el caso de que quede parte del vino, se puede conservar en buenas condiciones eliminando el aire con pequeñas bombas de vacío. Lo ideal es que no pase más de dos o tres días porque pierde algunas de las características organolépticas iniciales.

Platos clásicos

Pavo relleno, que con vinos tintos de buen paso por madera será una de las opciones más recurrentes.

Pernil de cerdo con salsa de ciruelas que se puede acompañar con tinto, pero en este caso con un tinto de taninos muy delicados, como algún merlot joven o un pinot noir.

Los mariscos y pescados son acompañados con vinos blancos jóvenes.

Para los pescados parrillados, vinos con algo de madera, como algún chardonnay, o algún pinot noir si la elección es un lomo de atún.

Cocina colombiana con vino

Lechona con vino tinto de guarda.

Tamales de cerdo con tintos con poco paso por madera.

Ensaladas de mariscos con chardonnay.

Ajiaco bogotano con una copa de jerez seco fino.

Postres con frutas y helado con vinos blancos jóvenes; postres hojaldrados y con chocolate con vinos espumantes. Algunos postres para servir por la noche con frutos rojos y reducción de vinos tintos con tintos con algo de paso por madera. Cerrar con panettone con espumante demi sec.

No podemos olvidar las bebidas refrescantes para esta situación, donde una sangría o un clericó pueden ser una buena opción, o también algunos cocteles sencillos y fáciles de hacer, que se elaboran con vino.

Es tiempo de disfrutar con los más cercanos las fiestas de Navidad.

* Licenciado en enología UJAM Mendoza, Argentina. Asesor de enología del Grupo Éxito.

Temas relacionados