Mezclar es un arte

Mezclar licores, lo que antes se llamaba coctelería, se ha sofisticado a niveles a veces extravagantes.

Cristian Garavito - El Espectador

Ahora se llama mixología, y se refiere más a la ciencia de mezclar en el bar. Soy de los que prefieren cocteles frescos, refrescantes y de pocos ingredientes. Sin embargo, cada vez son más los comensales que aprecian una buena copa, con su composición exacta y con una dosis de creatividad por parte del mixólogo. Y en este sentido el abanico de posibilidades es verdaderamente enorme: no sólo vinos y licores (que en este campo el universo ya es gigante), sino también mezcladores, esencias aromáticas, gotas de diversos tonos de sabor, frutas y sus partes, infusiones de hierbas, e incluso humos de diferentes índoles que aportan divertidas características al trago. Desarrollar este arte se ha convertido en un asunto fundamental para los restaurantes, pues nuestros clientes ya no sólo un vino o un trago buscan para acompañar sus comidas, sino también una mezcla que les ayude a completar su experiencia. Por eso quiero presentarles durante algunas semanas recetas que ustedes pueden replicar fácilmente en casa sin necesidad de grandes conocimientos, sólo los ingredientes adecuados en las justas cantidades y buena mano para agitarlos.

INGREDIENTES
45 ml de vodka
30 ml de licor de hiervas (como Vecchio Amaro del Capo)
15 ml de Licor 43
15 ml de Grand Marnier
15 ml de zumo de limón
 
PREPARACIÓN
Ponga todos los ingredientes en la coctelera con hielo, tape bien y se agite fuertemente. Sirva en copa de martini decorando con piel de naranja y estrella de anís.

[email protected] / www.harrysasson.com

Temas relacionados

 

últimas noticias

El poder de la sugestión

Un diamante en la corona