Oda a la sencillez

Esta semana terminamos con nuestra serie de cocina vegetariana, y lo haremos con una preparación en la que menos es más.

/ Cristian Garavito - El Espectador

Es una receta fácil y rápida, pero que nos dejará disfrutar todas las propiedades de dos ingredientes que me fascinan: los hongos portobello, que son sabrosos y llenos de proteína, y el queso paipa, del que he descubierto innumerables usos. Hace unos meses me contactó a través de mis redes sociales un productor de quesos de Sotaquirá llamado Kilo. Es gente joven y emprendedora que está haciendo un magnífico trabajo en este pequeño municipio de Boyacá, y me dieron a probar su excelente queso paipa, además de otros semimaduros que producen. Trabajando juntos llegamos a un buen punto de calidad, y hoy tengo su queso paipa en mis restaurantes, que sirvo a manera de provoletta. Si tienen la oportunidad de probarlo y de utilizarlo en sus recetas, no lo duden, pues obtendrán los mejores resultados.

INGREDIENTES

(Para 4 personas)

4 hongos portobello grandes

4 rodajas de queso paipa

Orégano seco

Aceite de oliva

Sal y pimienta negra

Para la salsa de tomate y naranja

1/2 taza de salsa de tomate

1/2 taza de mermelada de naranja

1 cucharadita de jengibre seco

1/2 cucharadita de paprika

1/2 cucharadita de comino

2 cucharadas de vinagre

PREPARACIÓN

Para la salsa, en una olla caliente el vinagre con las especias, añada la mermelada y la salsa de tomate, y revuelva bien. Reduzca hasta obtener una textura de salsa y deje enfriar. Para los hongos, unte los portobellos con aceite de oliva y sazónelos con orégano, sal y pimienta. Dórelos vuelta y vuelta en una sartén caliente. Haga lo mismo con las rodajas de queso paipa y fúndalas en un horno precalentado a 400 °F. Arme una torre con los hongos y el queso, y acompañe con la salsa.

[email protected] / www.harrysasson.com

Temas relacionados