Tomatitos uvalina confitados

Recuerdo que hace mucho, muchos años, cuando empecé a trabajar como cocinero, los tomatitos cherry que se conseguían eran realmente ácidos, casi como un cítrico.

 Estos lindos tomates que tan bien quedan en las ensaladas se consiguen en nuestros mercados desde hace mucho tiempo, y he notado que, gracias quizá a una mayor exposición a la luz del sol para desarrollar sus azúcares, los que se consiguen ahora son más dulces que los de antaño. He comenzado a ver con frecuencia los tomatitos uvalina, unos rojos y otros con pintas como de cebra, ricos en vitaminas y de sabor espectacular. Me he vuelto fanático de estos dulces tomatitos, y por eso esta semana quiero compartir con ustedes una sencilla receta para confitarlos lentamente, potenciando sus sabores y utilizarlos luego en una gran cantidad de preparaciones: calientes o fríos, en pastas o salsas, enteros o triturados, sobre un buen pan, con queso mozzarella, para acompañar un asado o solitos, que es como más me gustan.

[email protected] www.harrysasson.com

Ingredientes (para 4 personas)

1 kilo de tomates uvalina

1 diente de ajo

8 a 10 hojas de albahaca

Sal de mar

Pimienta negra en grano

2 tazas de aceite de oliva

Preparación

Ponga al fuego una olla con agua y un poquito de sal, y cuando reviente el hervor sumerja los tomates durante un minuto. Retírelos y pélelos manualmente bajo el chorro de agua fría. Sazone con sal, luego mezcle todos los ingredientes en una olla y cubra con el aceite de oliva. Tape muy bien con papel de aluminio y lleve al horno precalentado a 270°F durante dos horas. Retire, deje enfriar y reserve en un frasco hermético en la nevera.

Temas relacionados