Incendios en Australia acaban con 12 millones de hectáreas de bosque

Desde que empezó el verano los bosques australianos arden sin tregua y más de 1.300 casas han sido destruidas y unos 12 millones de hectáreas de bosques se han convertido en ceniza, afectando a la fauna silvestre y dejando hasta ahora 17 personas fallecidas.