¿Tomar whisky en copa?

El experto en whisky, Hernando Herrera, distinguido en Escocia como Keeper of the Quaich, habla sobre las cualidades de tomar esta bebida en vaso corto.

Con poco titubeo podría decirse que Hernando Herrera, miembro de la asociación Keepers of the Quaich —sociedad compuesta por diversas compañías de la industria del whisky escocés para promover la herencia y la cualidad del mismo—, es el personaje idóneo para hablar sobre las tendencias que se están generando en el país alrededor de esta bebida. Así, en diálogo con El Espectador, Herrera confirmó que, aunque en Colombia y específicamente en la costa Caribe se ha gestado una nueva forma de tomar el whisky en copas, los escoceses, debido al intenso clima al que están sometidos, llevan generaciones consumiéndolo así.

¿De dónde nace en el país tomar el whisky en copa?
Aunque la mayor parte del país está acostumbrada a tomar whisky en vaso largo y combinarlo con hielo, con agua o con soda, porque fue una costumbre que imitamos de los gringos, regiones en la costa norte del país, especialmente Valledupar, siempre entendieron las cualidades de beber este trago en vaso corto, en copas pequeñas. El guajiro o wayuu mete su botella de Old Parr entre las piernas para que esté calientico y luego se lo toma en shots, haciendo florecer las cualidades del licor.

¿De qué depende que se tome de una forma o de otra?
En Escocia, por ejemplo, siempre han tomado el whisky en copa, porque el entorno juega una parte esencial. Los escoceses aseguran q ue el frío intenso de su país no permite que se lo tomen con hielo. Ellos necesitan un trago corto, puro o con poca agua, precisamente porque buscan lo que llaman “una calentura de espíritu”. Podría decirse entonces que existe una clara contradicción en Valledupar o en la Guajira, porque son zonas de clima cálido en donde sus habitantes han aprendido a tomar el whisky sin hielo.

¿Cuáles son sus recomendaciones al tomar el whisky en copa?
Teniendo en cuenta que el whisky tiene 40 grados de alcohol, y entendiendo que en el momento en que alguien consume más de tres copas sus papilas gustativas se duermen, haciendo que se pierda el sabor del licor, recomiendo agregar un poco de agua al clima a la copa para que haya un aumento de temperatura que haga que el alcohol se evapore y salgan a relucir los aromas y sabores que conserva el whisky.

Entonces, el whisky en el norte del país ¿lo están tomando mal?
No, la gente de la Costa Caribe ha aprendido a calentar la botella con las piernas o frotar la copa con las manos para sacar el mismo efecto que el agua al clima: incrementar la temperatura de la bebida, hacer que el alcohol se evapore y, por ende, hacer también que salgan todos los sabores y aromas del whisky.

¿Qué pasa en el interior del país?
Si bien la tendencia de tomar whisky en copas en el interior del país ha ido aumentando, la mayoría desconoce que este licor tiene muchas de las características que tienen los vinos, es decir, que puede ser amaderado o frutal y que, por ende, es un trago para disfrutar. Lo primero que hay que entender es que cualquier buen whisky vale la pena tomarlo puro, con un poco de agua; beberlo no en cantidad, sino en calidad.

¿Cómo distinguir los whiskies?
Por la zona donde haya sido añejado. Las ‘low lands’, los llamados jardines de Escocia, son una zona verde y boscosa en donde los whiskys son herbales y saben a pasto recién cortado, a pinos. Los whiskys añejados en las ‘highlands’ tienen gustos marinos: son salados, saben a algas, y aparte son muy ahumados. La región más importante en Escocia, el Valle del Spey, donde están la mayoría de destilerías, imprime en sus whiskys un carácter frutal, seco, con sabor a ponqué de novia, a frutas pasas. Un típico whisky de esta región es Old Parr, un licor de sabores dulces, de aromas y gustos a nueces y a jerez.

Temas relacionados