Jay Z admite que su matrimonio con Beyoncé no estuvo basado en la "honestidad"

Lo siento, a veces fui un mujeriego. Necesité que mis hijos nacieran para ver a través de los ojos de una mujer.

Jay Z y Beyoncé.AFP

Jay-Z lanzó la semana pasada "4:44", su disco de estudio número 13 en el cual pide disculpas a Beyoncé por haberle sido infiel y apoya a su madre, que reconoció su homosexualidad. Para promocionar el álbum y la gira que realizará en Estados Unidos y Canadá, el artista publicó un video en Tidal (plataforma de 'streaming' de la que es fundador y propietario) en el que habla sobre sus problemas conyugales con la artista que hace unas semanas dio a luz a unos gemelos. (Leer Jay-Z lanza disco y se disculpa con Beyoncé por haberla engañado).

"Esta es mi vida real. Acabé en este sitio y construimos una enorme y preciosa relación, pero no estaba basada al 100% en la honestidad, y empezó a agrietarse. Empezaron a pasar cosas y el público podía verlas. Llegamos a un punto en que nos dijimos: 'Ok, acabemos con esto y empecemos desde el principio'. Es lo más duro que he hecho jamás", dice Jay Z en uno de los apartes del clip 'Footnotes for '4:44''.

El también productor relata en la misma conversación -en la que intervienen también Kendrick Lamar, Will Smith, Chris Rock y Jesse Williams- que la crisis de su matrimonio es lo más difícil que ha tenido que afrontar nunca y que ha resultado incluso más aterrador que las tres ocasiones en que fue disparado durante su adolescencia en Brooklyn, cuando vendía crack. (Recordar Beyoncé o la reacción de una mujer tras conocer el engaño de su pareja).

Uno de los momentos más complicados para él, según ha querido recordar, fue durante unas vacaciones al principio de su noviazgo, cuando se sorprendió a sí mismo sufriendo porque Beyoncé quería dejarlo.

"Estaba en un barco, y estaba pasando súper bien. Tenía el sentimiento de que era todo genial, pero luego ella dijo que se tenía que ir. Me dejó roto. 'Ni siquiera me siento así. ¿Qué le está pasando a mi cuerpo? Ni siquiera me siento así. ¿De verdad he dicho... no te vayas?'", comenta haciendo alarde de una vulnerabilidad poco propia de él, normalmente escondida bajo su máscara de tipo duro.

Jay Z tampoco oculta que sus muchos altibajos y la presión asociada a la exposición pública de la pareja hicieron que su relación de quince años se tornase en muchas ocasiones en algo 'incómodo' para ambos.

"Llegamos a un punto en el que si queríamos que esto funcionase no podía ser una farsa, ni una vez más. No estoy diciendo que no fuera incómodo porque obviamente lo fue, pero como lo hemos hecho durante tanto tiempo, se convirtió en algo menos incómodo", sostiene.

En la canción que da título a su disco, '4:44', Jay-Z confiesa que le fue infiel a su esposa y se arrepiente sobre todo por cómo esta información podrá afectar a sus hijos en un futuro cuando se enteren, además de ofrecer una disculpa a la intérprete de 'Formation'.

"Si mis hijos se enteraran, no sé qué haría. Si no me vuelven a mirar con los mismos ojos, probablemente muera lleno de vergüenza. ¿Hiciste el qué con quién? ¿De qué sirve un trío cuando tienes un alma gemela? ¿Lo arriesgaste todo sin pensar en Blue? Lo siento, a veces fui un mujeriego. Necesité que mis hijos nacieran para ver a través de los ojos de una mujer. Necesité que mis gemelos naciesen para creer en los milagros. Me llevó mucho tiempo componer esta canción. No te merezco", son algunos de los versos que tanta polémica han generado.


Publicación de Instagram de Beyoncé