Abogado que investiga muerte de cadete de la Policía denuncia amenazas

Al parecer, la cadete Lina Zapata murió en confusos hechos por investigar una supuesta red de favores sexuales al interior de la Institución.

Jesús Vergara Padilla, también apoderado del proceso del exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, denunció que en los últimos días ha sido víctima de amenazas por uno de los casos que maneja, el de la cadete Lina Maritza Zapata Gómez, quien murió en extrañas circunstancias el 25 de enero de 2006, año en que esperaba recibir su título de alférez por parte de la Policía Nacional.

El abogado aseguró que en la mañana de hoy amenazaron con asesinarlo, diciéndole que lo eliminarían si continuaba investigando el caso, reabierto por la Fiscalía el pasado 26 de enero debido a nuevas pruebas y testigos que, según Padilla, justificarían la hipótesis de que la muerte de Zapata no fue causada por un suicidio sino por un homicidio.

El abogado relaciona esta muerte con una red de prostitución investigada por la alférez Zapata y que presuntamente operó en la Escuela de Cadetes General Santander. Este supuesto grupo, según recientes denuncias que publicó Noticias Uno, durante ocho años fue conocido como 'La Comunidad del anillo'. La denuncia señala que los uniformados tenían que pagar favores sexuales a cambio de no ser excluidos de la escuela. ¿Red de prostitución homosexual en la Policía Nacional?

Según Vergara, quien también fue integrante de la escuela de cadetes, "nadie tomó acciones en su momento y ahora pueden manipular los hechos". Luego de pedir una audiencia ante un juez de control de garantías, dicho defensor también anunció que si algo le pasa hace responsable a la inteligencia de la Policía, porque "los he sorprendido tomándome fotografías a la salida de la audiencia y eso no le conviene ni a la Policía ni a la investigación".

Una prueba crucial en el caso que hoy tiene en vilo a los padres de Zapata sería la necropsia, examen que asegura que murió de una herida de bala en la cabeza. Dicho reporte también menciona que al momento de su muerte Zapata tenía en la mano derecha un sable. Para el abogado Vergara el dictamen es claro: "uno no puede dispararse con un arma y a la vez tener un sable".

A pesar de que se había concluido que la cadete había muerto por una decepción amorosa, la Fiscalía anunció que exhumará el cadáver para conocer la verdad sobre su deceso, pues certifica que hubo una alteración del lugar de los hechos.

Vergara también anunció que iba a interponer una denuncia formal para exigir el derecho que tienen las víctimas a conocer la verdad. "Voy a seguir con el caso por encima de cualquier cosa y si me toca ir a organismos internacionales lo haré, porque no se puede permitir que la escuela se prostituya como se prostituyó, por errores en el manejo de la dirección".

Además, concluyó que no tiene conocimiento de quien realizó las amenazas verbales, sin embargo, pidió manifestación por parte de sus colegas sobre el tema. "Pido a las asociaciones de abogados y de defensa de los derechos humanos, que se pronuncien contra esta violación al ejercicio de la profesión".