Publicidad
Judicial 18 Oct 2016 - 10:00 pm

Por investigaciones sobre tres contratos

Allanaron oficinas de empresa del "Turco" Hilsaca en El Salvador

La sede de la empresa familiar del Alfonso el “Turco” Hilsaca fue inspeccionada por una investigación relacionada con las concesiones de alumbrado público en ese país centroamericano.

Por: Redacción Judicial
  • 53Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/allanaron-oficinas-de-empresa-del-turco-hilsaca-el-salv-articulo-661022
    http://tinyurl.com/h2gmce8
  • 0
insertar
Alfonso Hilsaca enfrenta en Colombia un juicio por asesinato. / Archivo.

Al parecer, las investigaciones contra Alfonso el Turco Hilsaca van más rápido en El Salvador que en Colombia. El Turco fue señalado como el posible conspirador detrás de un plan, en septiembre de 2015, para llenar de micrófonos el despacho del entonces vicefiscal Jorge Perdomo. Ha pasado más de un año, pero los avances conocidos hasta ahora son pocos. Además, aunque desde 2003 está en el radar de ese organismo por el asesinato de cuatro prostitutas, apenas fue llamado a indagatoria en julio de este año, 13 años después del crimen.

En El Salvador, sin embargo, se han empezado a conocer los primeros pasos en la investigación que arrancó y que involucra a su empresa familiar, Consorcio AGM Desarrollo, conformada para participar en las licitaciones para la concesión del alumbrado público de tres ciudades salvadoreñas: San Salvador, Santa Tecla y Apopa. Hace unos días, la Fiscalía de ese país allanó las oficinas de la empresa, en el marco de una investigación para establecer si detrás de la adjudicación de los tres contratos hubo actos de corrupción.

En los dos últimos años, los contratos obtenidos por el Consorcio AGM Desarrollo en El Salvador llevaron a la empresa a hacerse a US $49,6 millones. El objetivo: “La sustitución de la totalidad de las luminarias de mercurio, incandescentes, luz mixta y otras, por luminarias LED”. La contratación, sin embargo, de inmediato generó suspicacias entre medios de comunicación de ese país como La Prensa Gráfica, los cuales criticaron que una de las empresas que hace parte del consorcio se hubiera establecido apenas dos años atrás con un capital de US $2.000.

El Turco Hilsaca ha aclarado que él ya no hace parte de AGM Desarrollos S.A.S., que representa el 95% del consorcio que se conformó en El Salvador. Lo que no quiere decir que no sea su empresa familiar: su hijo Gabriel Hilsaca es el representante, y el hermano de este, Alfonso Hilsaca, es el suplente. En Colombia, la empresa de Hilsaca lleva al menos 23 años ganándose licitaciones de alumbrado público y ha llegado a tener hasta el 25% de las concesiones de alumbrado público en todo el país.

Ahora, la Fiscalía de El Salvador indaga de qué manera las administraciones de San Salvador, Santa Tecla y Apopa llevaron a cabo sus procesos de licitación, que terminaron todos en manos del consorcio de los Hilsaca de forma llamativamente expedita. El fiscal que estuvo a cargo de los allanamientos fue el jefe de la Unidad Anticorrupción, Andrés Amaya, quien dijo que los delitos que se presumen en este caso son cohecho (soborno) y peculado.

La abogada del Consorcio AGM, Berta de León, confirmó que el testigo de la Fiscalía es el alcalde de Santa Tecla, Roberto d'Abuisson, quien ya fue demandado por la empresa. En Santa Tecla, el contrato que se ganó el consorcio de los Hilsaca tenía un valor por US $22,3 millones. Desde que estalló este escándalo, el Consorcio AGM Desarrollo anunció que emprendería acciones legales en contra de La Prensa Gráfica, diario que denunció las posibles irregularidades, mientras que el fiscal general, Douglas Meléndez, dio la instrucción de esclarecer las denuncias.

Mientras tanto, en Colombia seguirán avanzando —se espera— los otros expedientes que involucran a Alfonso el Turco Hilsaca. En julio de este año fue llamado a indagatoria por el asesinato de cuatro prostitutas ( Lourdes Lara, Ofelia Correa, Betsabit Espitia y Heidy Smith)en el casco histórico de Cartagena, crimen que cometieron dos sicarios en frente de una discoteca de su propiedad. Otro por posibles irregularidades en una contratación, también por alumbrado público, en Margarita (Bolívar) en 2005. Y además, por el asesinato de Jhon Ovallos, hijo de un exparamilitar que ha sido testigo de la Fiscalía en el proceso de Hilsaca por los homicidios de las prostitutas.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

pepesu

Mie, 10/19/2016 - 08:39
MIENTRAS LA GATA SIGUE MANDANDO Y ESTA GRAN PUTA MAMANDO : LILIANA HERNANDEZ MONTES CORRUPCION, CRIMINAL -COMPLICIDAD EN FALSO POSITIVO-QUIEN ES EL PAPA DE TOMAS ORDONEZ ? http://www.farc-ep.co/foro/victimas/29-liliana-hernandez-corrupcion-y-falso-positivo-dr-alvaro-ignacio-ordonez.html FARC- EP : http://www.farc-ep.co/foro/funcionamiento-de-la-mesa/56-verdad-justicia-reparacion-no-repeticion.html///CARTA PARA : EL HIJO DE LILIANA HERNANDEZ: Http://www.farc-ep.co/foro/funcionamiento-de-la-mesa/86-justicia-para-un-joven-del-pueblo-reparacio La abogada LILIANA Hernández del carrusel de contrataciones, manipula al máximo, se incrusta en la vida de ORDONEZ, consigue ser nombrada asesora política de su despacho y logra entrar en su alcoba! En su plan calculador dice estar embarazada del médico. El médico nunca se pronuncia sobre ésta decisión porque él mismo y la región saben los debates alegres en la alcoba de la abogada y quienes los protagonizan. El gran bemol para Liliana Hernández Montes es que cuando entra en la vida del médico Ordóñez él ya tiene un hijo en la región de Sucre que sin ninguna duda es de él. Lo que terminó uniendo el destino de estos dos personajes fue el afán de poder y enriquecimiento. Aunque el médico Ordóñez quería preservar su libertad, su madre tiene un objetivo en ésta situación: esconder la presencia del nieto de la región de Sucre, que ella desprecia por venir de cuna humilde. La influencia materna fue nefasta en éste encuentro. La manipulación de la madre del médico sobre sus tres hijos varones termina destruyendo todo un núcleo familiar. Presionando la entrada de Liliana Hernández Montes en su familia y en la vida de sus hijos varones y en la familia de ella, firma la sentencia de muerte de su propio hijo médico…inconscientemente. En el Proceso de Paz, la impunidad para civiles en crímenes de lesa humanidad no está contemplada.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio