22 Jan 2010 - 8:43 a. m.

Británicas buscan semen en el exterior por caída de donaciones

Los expertos dicen que el no anonimato agrava el problema.

Reuters - Londres

Una drástica falta de donantes de esperma en Gran Bretaña está provocando que las mujeres que quieren tener bebés recurran a importar semen desde el exterior o a usar kits de inseminación comprados en internet, dijeron expertos en fertilidad.

En el 2005, una modificación en la ley eliminó el derecho de los donantes de semen a quedar en el anonimato, lo que ha causado una profunda caída de las donaciones y una escasez a nivel nacional, de acuerdo a una investigación de Allan Pacey, de la Escuela de Medicina de la Sheffield University.

"Estamos en una posición realmente terrible en el Reino Unido", escribió Pacey en un estudio publicado en la revista médica Obstetrician and Gynaecologist.

Según los expertos, en algunas clínicas puede haber hasta un año de espera para realizarse el primer tratamiento y si falla hay nuevas demoras antes de que se pueda volver a hacer otra ronda del procedimiento.

Datos de la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA por sus siglas en inglés) mostraron un continuo declive en el número de pacientes que reciben tratamiento con donaciones de esperma en Gran Bretaña, desde casi 9.000 en 1992 hasta poco más de 2.000 en el 2007.

Pacey aseveró que la caída se debe en parte a que los pacientes están optando por otros tratamientos de fertilidad, como las inyecciones intracitoplásmicas de esperma, en las cuales se aplica un solo espermatozoide en un óvulo.

Pero el experto también señaló que la situación responde a una "grave caída del número de donantes de semen en las clínicas británicas".

"Lo más preocupante, sin embargo, es la evidencia anecdótica de que las mujeres están viajando a clínicas en el exterior para obtener tratamiento", escribió Pacey.

También hubo reportes acerca de mujeres que compraron semen fresco a través de internet para practicarse una inseminación por su cuenta, agregó.

Gillian Lockwood, directora médica de Midland Fertility Services en el centro de Inglaterra, dijo que el estudio refleja exactamente los problemas que están sufriendo los pacientes y el personal de su clínica.

"Definitivamente es lo que hemos encontrado", dijo en una entrevista telefónica. "Y la falta de donantes ha implicado una reducción muy drástica en la calidad del tratamiento que ofrecemos, no sólo en términos del tiempo de espera, sino también en la elección de las características del donante", sostuvo Lockwood.

Temas relacionados

SexualidadReino Unido
Comparte: