14 Jul 2020 - 5:24 p. m.

¿Cómo compensar su huella de carbono?

Existe una app que le permite calcular la totalidad de Gases de Efecto Invernadero que produce y le muestra qué acciones debe implementar para contribuir con su reducción.

“La huella de carbono es un indicador que busca cuantificar la cantidad de Emisiones de Gases Efecto Invernadero (directas e indirectas), medidas en emisiones de CO2 equivalente, que son liberadas a la atmósfera debido a las actividades humanas”, así lo define la Plataforma de Financiamiento para América Latina.

La huella de carbono se mide en toneladas o kilos de dióxido de carbono equivalente a gases de efecto invernadero. En la atmósfera terrestre los principales gases de ese tipo son: el dióxido de carbono (CO2), vapor de agua (H2O), óxido nitroso (N2O), metano (CH4) y ozono (O3).

Actualmente existen varias plataformas que ayudan a calcular la huella de carbono tanto para empresas como para personas del común. Una de las opciones que existe es Foresta.bio, una herramienta que permite calcular la huella de carbono ingresando información referente al consumo que se tiene al interior de las viviendas, transporte, alimentos y generación de residuos. Todo se hace a través de preguntas sencillas con el objetivo de obtener la producción total de toneladas de dióxido de carbono (CO2) que genera una persona al año.

Además, en Foresta.bio es posible conocer qué aporte ambiental o acciones debe tomar quienes ingresen para compensar y contribuir contra la deforestación, producción de gases efecto invernadero y el aumento de la diversidad . Entre las opciones están: ‘Regalar un árbol’ y ‘Regalar hojas verdes’.

“Todas nuestras actividades emiten algo de carbono, incluso la persona más sostenible emite carbono directa o indirectamente al comprar un producto cuya fabricación generó gases de efecto invernadero, por eso al saber cuál es nuestra huella de carbono estamos dando el primer paso para transitar hacia la sostenibilidad”, resaltó María Eugenia Rinaudo, coordinadora de Sostenibilidad de la Universidad EAN.

También da la posibilidad de apoyar proyectos como la ‘Forestería Comunitaria Diversificada’, en el que participa la Asociación de Juntas de Acción Comunal del Capricho (ASOCAPRICHO), localizado en el área de influencia directa del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete y hace parte de La Reserva Forestal de la Amazonia (RFA) y el Distrito de Manejo Integrado Ariari-Guayabero (DMI). Su objetivo es reforestar la zona con flora nativa y endémica.

“La plataforma Foresta.bio va a generar un impacto en la sociedad porque es la primera en Colombia que no solo permite calcular la huella de carbono (CO2), sino compensarla a través de iniciativas de reforestación y restauración mediante proyectos avalados por organizaciones ambientales que trabajan por conservar territorios y cultivar relaciones con las comunidades en el país”, aseguró Rinaudo.

Foresta.bio tiene un contador automático que se va actualizando con la cantidad de árboles plantados, proyectos apoyados, participantes y la cifra de carbono que se ha logrado reducir. Actualmente, hay 47 participantes y se han sembrado 147 árboles.

“Después de más de un siglo y medio de industrialización, deforestación y agricultura a gran escala, las cantidades de gases de efecto invernadero en la atmósfera se han incrementado en niveles nunca antes vistos en tres millones de años”, señaló la ONU.

Y es que según el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible el uso de combustibles fósiles, como el carbón, el gas, el petróleo, utilizados como fuentes de energía para producir electricidad, mover diversos medios de transporte y desarrollar procesos de manufactura de todo tipo de bienes o, el desarrollo de otras actividades como la deforestación, la agricultura y la ganadería son las principales causas del efecto invernadero.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) indicó que “estas actividades están concentrando una capa de gases demasiado densa en la atmósfera que no permiten que la cantidad adecuada de calor producida por el sol salga, generando un incremento en la concentración de gases de efecto invernadero que produce un desequilibrio en el balance térmico del planeta, lo que se traduce en un aumento de su temperatura produciendo cambios y alteraciones en el clima de la tierra conocidos como cambio climático”.

Es de destacar que, Foresta.bio es el resultado de un esfuerzo conjunto entre la Universidad EAN en alianza con la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM), la Fundación Natura y la Fundación Conservación y Desarrollo, que tiene como objetivo promover y desarrollar acciones que beneficien al planeta, para salir de la crisis socio ecológica en la que se está perdiendo especies, aumentando la temperatura del planeta y ahora la crisis sanitaria que vivimos con el COVID-19.

Por último, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) explicó que “actualmente, las empresas realizan este cálculo con el objetivo de identificar y disminuir los niveles de contaminación de los diferentes procesos productivos, comprometer a los empleados en temas ambientales y, además, para promocionar un producto. Es un elemento diferenciador que permitirá satisfacer las demandas de una sociedad global con mayor conciencia ambiental”.

Disfruta de nuestros beneficios haciendo parte del Círculo de Experiencias de El Espectador. Te invitamos a que te suscribas en cualquiera de nuestros paquetes digitales. Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Comparte: