17 Mar 2014 - 2:00 a. m.

Desnudos, de moda en Machu Picchu

En lo que va corrido del año, doce personas han sido detenidas por tomarse fotografías sin ropa en el santuario histórico.

Redacción Vivir

Los últimos turistas en ser “pillados” tomándose fotos y filmando un video desnudos en Machu Picchu fueron dos jóvenes australianos y dos canadienses. Ocurrió el miércoles pasado. Esta vez la policía local estaba alerta y logró detenerlos y decomisar la memoria de la cámara de video y el iPhone que usaron para documentar la travesura.

“Simplemente se les han incautado sus cámaras, puesto que no se considera un delito. Claro que son faltas contra las buenas costumbres y se lamenta que se use de esta forma un santuario histórico”, indicó el jefe policial Juvenal Zereceda a la agencia EFE.

A finales del año pasado comenzaron a repetirse con más frecuencia los intentos de los turistas que esperan un descuido de los vigilantes para tirar la ropa a un lado y posar desnudos frente a la ciudadela inca construida a mediados del siglo XV o para correr sin prendas por alguno de los caminos del mayor atractivo turístico de Perú. En los últimos tres meses, doce personas han sido detenidas por este motivo.

Uno de los primeros videos que se popularizaron en redes sociales se difundió el año pasado y registraba a una pareja corriendo a lo largo de la ciudadela histórica, saltando los escalones de piedra que encontraban en el camino. Otro de los turistas que se sumaron a la moda fue el israelí Amichay Rab. “Lo hice cuando no había nadie y con la claridad de que es un lugar sagrado para los peruanos. Ante todo, con mucho respeto”, le contó a BBC Mundo.

La polémica en Perú ha revivido con cada nueva foto difundida por medios locales e internet. Para poner freno a la aparente y repentina moda, el Ministerio de Cultura peruano anunció que de ahora en adelante los turistas que sean sorprendidos en esa actividad serán expulsados del lugar y su conducta será notificada a sus embajadas. Además se ordenó redoblar las medidas de seguridad.

En declaraciones a Canal N, el viceministro de Patrimonio Cultural, Luis Jaime Castillo, señaló que realizar desnudos frente a monumentos históricos constituiría una especie de “crimen de lesa cultura”.

El director de Cultura del Cusco, Ricardo Ruiz Caro, se ha sumado al grupo de los indignados: “Son sitios sagrados que se deben respetar, es el mismo respeto que se debe tener cuando se ingresa a la catedral de Lima”.

Pero la socióloga e investigadora Liuba Kogan, de la Universidad del Pacífico, tiene otro punto de vista frente al fenómeno. Según explicó al diario El País, primero que todo es exagerado hablar de una moda. Recordó que cada año más de un millón de turistas visitan Machu Picchu. Frente a esta cifra, los 12 turistas que se tomaron fotos desnudos son una minoría.

También consideró exageradas las reacciones indignadas de las autoridades. “Creo que la idea de estos turistas es ponerse en contacto con un mundo místico, sobrenatural. En general vienen de países donde la desnudez no es mal vista. No tienen intención de ofender, esa es una interpretación de gente conservadora”, opinó la investigadora.

Algunas de estas imágenes han sido compartidas por grupos como Desnudos en Monumentos, que cuenta con 1.358 miembros en Facebook. Prueba de que la moda va más allá de Machu Picchu.

Temas relacionados

PerúMachu Picchu
Comparte: