Publicidad
28 Nov 2021 - 1:00 a. m.

El binomio virtuoso de la calidad y el buen gobierno

Contenido desarrollado en alianza con la Universidad Simón Bolívar

El buen gobierno institucional es imprescindible para refrendar la transparencia en el quehacer diario, fortalecer la autonomía y priorizar la interacción permanente con los actores de la comunidad académica y, muy especialmente, para ofrecer una educación de alta calidad.

José Consuegra Bolívar *

Los organismos rectores de la política pública de educación en el país  abrieron el diálogo constructivo con los actores del sector educativo.
Los organismos rectores de la política pública de educación en el país abrieron el diálogo constructivo con los actores del sector educativo.
Foto: Pixabay

Como una tendencia positiva y necesaria comenzó, hace ya varios años, a posicionarse en el centro de la discusión de los temas álgidos de la educación superior en Colombia, el gobierno institucional y la gobernanza en las Instituciones de Educación Superior, entendiéndose esta situación como un requerimiento de una sociedad preocupada por la sostenibilidad de su sistema de educación superior ante sus permanentes y crecientes desafíos. Por ello, los organismos rectores de la política pública de educación en el país no solo abrieron el diálogo constructivo con los actores del sector sino que promovieron que estas importantes temáticas quedaran incluidas en la actualización de la normatividad que se compendió en el Decreto Ley 1330 de 2019 y el Acuerdo 02 de 2020, que rigen el Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad y la alta calidad.

El buen gobierno institucional es imprescindible para refrendar la transparencia en el quehacer diario, fortalecer la autonomía y priorizar la interacción permanente con los actores de la comunidad académica y, muy especialmente, para ofrecer una educación de alta calidad.

La calidad y el buen gobierno forman un binomio virtuoso para ofrecer experiencias de aprendizaje e interacciones formativas relevantes y pertinentes que se transformen en oportunidades reales que impacten en la construcción de una sociedad culta, solidaria, justa y democrática. Así lo concluyeron los participantes en el Foro Internacional ‘Gobierno institucional en la educación superior: perspectivas y retos en contextos de cambio’, llevado a cabo exitosamente en Barranquilla por el Ministerio de Educación Nacional y el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), con apoyo del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), la Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad (Conaces), la Universidad Simón Bolívar, la Asociación Colombiana de Universidades, Universidad Santo Tomás, Telescopi y 28 entidades aliadas. Durante dos días, participaron 200 académicos de manera presencial y 534 virtualmente por plataformas digitales, además de la conexión por redes sociales.

Como lo recoge la síntesis conclusiva de la jornada, elaborada por los académicos Patricia Martínez Barrios y Jairo Cifuentes Madrid, es necesario seguir estructurando buenos gobiernos institucionales que trabajen enfocados en el cumplimiento de la misión, visión y Proyectos Educativos Institucionales, con toda una estructura gubernamental y funcional (políticas, normas, planeación, etc.) que permita balancear adecuadamente el campo académico y la gestión, al igual que contar con sistemas de información, canales de comunicación efectivos y procesos transparentes, articulados a un sistema interno de aseguramiento de la calidad, capaces de responder con criterios de ética, eficiencia, eficacia, calidad, integridad y transparencia. Necesariamente, los gobiernos institucionales deben responder a las demandas sociales y, para ello, afianzar una cultura de rendición de cuentas de sus resultados de gestión y manejo de recursos.

Acertadamente, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, expuso en el evento que no se puede hablar de instituciones acreditadas de alta calidad “donde no haya un código de buen gobierno, donde no haya liderazgo, donde no se evidencie la pluralidad, donde no se evidencie la transparencia; entonces es un factor que no es menor”.

Desde esta tribuna editorial quiero felicitar a los entusiastas organizadores por ese trascendental espacio que nos permitió consolidar nuestro conocimiento y experiencia en el álgido tema del gobierno universitario.

* Rector de la Universidad Simón Bolívar.

Síguenos en Google Noticias