16 Jun 2021 - 5:12 p. m.

El liderazgo como modelo de desarrollo de la mente adulta

Según expertos, el liderazgo es la capacidad que tienen las personas de influir, motivar, organizar y llevar a cabo acciones para lograr sus fines.

El Espectador

El Espectador

Hace unos 100 años se pensaba que la mente de los adultos no se seguía desarrollando después de los 20 a 25 años. Investigadores occidentales como Piaget, Covey, Kohlberg, Wilber y Keagan revisaron si efectivamente podíamos o no transformar nuestra mente después de esta edad. Hoy ya es comprobado que los marcos mentales si pueden evolucionar, tomando mayor consciencia de nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Todas estas perspectivas coinciden con las teorías espirituales de oriente.

Lea también: Resiliencia como forma de evolución positiva

Keagan propone que la teoría del desarrollo humano debe dar respuesta a las difíciles preguntas: ¿Cuál es el potencial del hombre? ¿Cómo podemos responder cada vez a desafíos más complejos?

El Modelo de Liderazgo The Leadership Circle, que se diseñó a partir de los estudios de estos teóricos, plantea 4 etapas de desarrollo de la mente adulta a través del Liderazgo, asegurando que cada una es continua a la otra. Es un escalón necesario para la siguiente. Es decir, no son lineales, sino que trascienden incluyendo las anteriores. En cada fase se tiene una visión diferente de sí mismo. El sentido de identidad es más amplio y nos podemos relacionar de manera diferente. Influye en cómo nos sentimos, pensamos y nos comportamos. Al pasar de un momento al otro, tomamos una perspectiva más amplia e integrada.

Las 5 etapas del desarrollo adulto:

*Según la base estadística del Modelo, hay mediciones que nos confirman donde estamos hoy (alrededor de 400.000 Líderes encuestados):

⦁ Egocéntrica / Pre convencional (5% de los adultos encuestados):

Una proporción pequeña de adultos se quedan aquí. Parecen niños y jóvenes, ya que no comprenden el significado y función de las normas. Para ellos prima satisfacer su propias necesidades o intereses, cumpliendo las reglas respaldadas por sanciones para evitar ser castigados. Piensan que lo bueno y lo malo es con consecuencias. Se comportan bajo el castigo y recompensa. No reflexionan sobre las reglas.

⦁ Reactivo / Convencional (70% de los adultos encuestados):

Esta Etapa nos permite relacionarnos y tener un impacto con el entorno. La actitud y comportamiento aquí responden a las expectativas de otros. El adulto en esta fase se acoge a las normas sociales. Las reglas son valiosas en si mismas. Hay lealtad social e identificación con otras personas. Orientación y respeto hacia la autoridad. La mayoría de nosotros estamos en esta etapa y en tránsito hacia la siguiente.

⦁ Creativo / Independiente (20% de los adultos encuestados):

Identificados con su propósito de vida, valores y visión. No dependen de la autoridad para moverse, ni de la aprobación del otro. Aquí es donde empieza la transición hacia una etapa adulta creativa. Se aprenden habilidades y conocimientos, se puede expandirse y desarrollarse, pero no horizontalmente dentro de la misma etapa sino hacia una diferente, creando cosas nuevas, rompiendo con lo establecido.

Aquí es cuando las personas toman consciencia de creencias arraigadas y miedos de romper con esas limitaciones para entender qué es lo que puede transformar internamente para expandirse como ser humano.

Esta Fase implica asumir mayor responsabilidad, ya no se está solamente frente a lo que las normas plantean sino de manera autónoma en función a lo que es conveniente, según criterio propio. Aquí los adultos muestran tener un alto nivel de Integridad, autenticidad y valentía, tomando quizás decisiones que no son populares así implique la desaprobación de otros. Los principios y valores sociales son distintos a los del grupo. Hay un esfuerzo por definir los propios y la autoridad viene desde adentro. El control está en la persona.

⦁ Integral (4% de los adultos encuestados):

Es una proporción muy pequeña, pero podemos encontrar algunos migrando. La persona puede tener múltiples pantallas y marcos de referencia. Integrar los opuestos, contemplar víctima y el victimario desde una perspectiva más compasiva, sin tener que escoger un lado o el otro, sino entender ambas situaciones.

⦁ Unitivo (1% de los adultos encuestados):

Esta etapa no es muy comprendida aún por los investigadores, ya que se habla de un acercamiento con lo divino, llámese Dios o en todo caso la espiritualidad más elevada.

¿Cómo podemos pasar de lo Reactivo a lo Creativo?

En la fase reactiva no se construye, sino que se defiende. Se trata de controlarlo todo. No hay un impacto positivo de Liderazgo. Las personas están muy ocupadas con sus miedos, que son: no pertenecer o ser aceptados, el apego a las normas y/o no crear nada diferente.

⦁Tomar consciencia de cuál es la Tendencia de Reacción más común con la que actuamos: Huir, Atacar o Complacer. A partir de entender estos patrones, se podrá mover hacia un desarrollo más creativo.

⦁Aprender a contenerse, escuchar y facilitar. No siempre la manera con la que hace las cosas es la mejor, así piense que sí.

⦁Diario de consciencia: una de las maneras más efectivas de darnos cuenta de algo es escribir sobre los comportamientos propios de reacción, ya que esta práctica actúa como un ancla para la transformación.

⦁Gestión de emociones a través de Mindfulness o cualquier otro método que permita dar cuenta de lo que se está sintiendo para poder soltar esa emoción y que no se quede enganchada en los pensamientos.

A propósito de esta información, Making People, plataforma de cursos aliada a El Espectador, te ofrece el curso: “Coching – SE UN LIDER EFICAZ”, dictado por la coach, conferencista y consultora internacional, María Adelaida Naranjo, con un 30% de descuento. Para más información ingresa a https://makingpeople.com.co/curso/se-un-lider-eficaz-y-creativo/

Comparte: