3 Mar 2011 - 10:00 p. m.

En 2030 se duplicará el número de diabéticos

Además de un significativo aumento de casos en adultos, se evidencia un problema mayor: el mal diagnóstico de los pacientes .

El Espectador

En México únicamente el uno por ciento de los diabéticos recibe una atención adecuada, en Estados Unidos esta cifra tan sólo sube al 10% y en Colombia, Inglaterra, Irán, Escocia y Tailandia la situación no es mucho mejor. Así lo reveló una investigación del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, que acaba de dar a conocer la Organización Mundial de la Salud.

Durante meses, investigadores liderados por el médico Stephen Lim se dedicaron a estudiar la diabetes en estos siete países, teniendo en cuenta indicadores como la edad, el género, el lugar de residencia (urbano o rural), los ingresos y el nivel educativo de los pacientes.

Los resultados son preocupantes. Para empezar, cada vez son más los adultos que padecen esta enfermedad. Pablo Aschner, subdirector científico de la Asociación Colombiana de Diabetes, explica que esto se debe a varios factores, dentro de los cuales destaca el estilo de vida que ha impuesto el desarrollo de las urbes: sedentarismo y aumento de peso.

Según Aschner, mientras que en las ciudades el porcentaje de adultos con diabetes oscila entre el 7 y el 9%, en el campo esta cifra es inferior a dos. A esto se suma el envejecimiento de la población (el 15% de los mayores de 60 años son diabéticos) y la mala alimentación. Si seguimos así, calcula este especialista, de aquí a 2030 se duplicará el número de personas con diabetes.

Para Stephen Lim, otro de los grandes inconvenientes es que en países como Colombia, México y Estados Unidos el diagnóstico oportuno, el acceso al tratamiento y el seguimiento adecuado del paciente son factores que están directamente relacionados con el nivel socieconómico. Aschner reconoce que aquí, así como en Europa y EE.UU., los avances de la tecnología sólo benefician a los más favorecidos.

Además, advirtió Lim, el estudio mostró que en cada nación también hay diferencias grandes de diagnóstico entre hombres y mujeres. En Colombia, por ejemplo, 15% más de mujeres que hombres con diabetes han sido tratadas. Ante este panorama la recomendación es para médicos y pacientes. Los primeros deben ser más rigurosos para elaborar el diagnóstico. Aschner cuenta que el Gobierno Nacional está estudiando la aprobación de una guía para la población diabética.

Y los pacientes, por su parte, concluye la investigación, tienen la obligación de controlar sus niveles de azúcar, cumplir sus metas, ser juiciosos con su alimentación y seguir las recomendaciones médicas. Los cierto, concluye Aschner, es que el panorama no es óptimo ni aquí ni en ninguna parte y es necesario tomar medidas para revertir esa tendencia.

Temas relacionados

SaludDiabetes
Comparte: