7 Mar 2021 - 11:00 a. m.

Contenido patrocinado por Avicanna

Garantizar la calidad y seguridad, el reto del cannabis medicinal en Colombia

El público es cada vez más consciente de los peligros del uso de productos no estandarizados. Es necesario que los medicamentos pasen por los estrictos procesos de aprobación establecidos por las diferentes agencias reguladoras.

Los seres humanos han encontrado en los tratamientos de la naturaleza una alternativa para obtener alivio en diferentes condiciones médicas. Las propiedades medicinales de algunas plantas, como el cannabis, cuyo uso ha resistido las pruebas del tiempo, no pueden pasarse por alto.

En la actualidad, miles de pacientes en todo el mundo recurren a sus componentes activos, los cannabinoides, buscando mejorar sus síntomas y su calidad de vida. Pacientes con dolor crónico, condiciones neurológicas o que requieren cuidados paliativos han encontrado en los derivados del cannabis una alternativa terapéutica útil. La evidencia clínica de los últimos 20 años ha demostrado que los cannabinoides naturales desempeñan un papel clave en el manejo de estas condiciones y comorbilidades como la ansiedad, las alteraciones del sueño, los trastornos del apetito y del estado de ánimo, entre otras.

Sin embargo, pese a la gran popularidad que han ganado estos productos, pocas formulaciones en el mercado se centran en la estandarización, la dosificación y la consistencia, lo que compromete la capacidad de los pacientes para identificar y replicar un tratamiento efectivo.

Ante esto, el doctor Carlos Maldonado, vicepresidente sénior de desarrollo clínico de Avicanna, explicó cómo cada vez más el público exige medicamentos que pasen por los estrictos procesos de aprobación de las agencias reguladoras: “La comunidad en general, los pacientes y los profesionales de la salud reconocen la importancia de garantizar la calidad y seguridad de los productos a base de cannabinoides y los beneficios de disponer de diferentes formas farmacéuticas”.

En ese sentido, Maldonado aprovechó para recalcar que “es responsabilidad de todos velar porque el uso de estas medicinas sea para el paciente adecuado, en dosis correctas, con un seguimiento permanente a cada paciente que permita evaluar la respuesta clínica muy de cerca”.

Por otro lado, vale la pena destacar que, para maximizar los beneficios que tienen las terapias basadas en cannabinoides, se deben cumplir con los requisitos que ya existen para la elaboración de otros medicamentos: las formulaciones de cannabinoides deben ser consistentes y precisas, deben cumplir con los más altos estándares de calidad y su uso debe estar respaldado por la mejor evidencia científica disponible.

Así lo explicó la doctora Paola Cubillos, directora de asuntos médicos globales de Avicanna, quien mencionó que la comunidad médica nacional ha visto con buenos ojos el uso de estos nuevos productos, “los resultados de mis propias investigaciones evidencian que los médicos colombianos ven de manera positiva el uso de esta medicina para el tratamiento de ciertas enfermedades crónicas. Avicanna está comprometida con brindarles el entrenamiento necesario para que la aplicación de estas nuevas herramientas terapéuticas en el contexto clínico ocurra de una manera segura y responsable”.

Finalmente, con respecto al acceso a estos productos en el país, es de mencionar que tras cuatro años de trabajo en desplegar un sólido programa de investigación clínica centrado en la generación de evidencia científica, Avicanna lanzó en Colombia sus servicios de Farmacia Magistral con formulaciones avanzadas en varias dosis y entregas de soluciones médicas basadas en cannabinoides derivados de plantas respaldadas por datos preclínicos, clínicos, educación y con un enfoque integral del manejo de patologías y comorbilidades asociadas.

“El compromiso de Avicanna con el desarrollo de la industria del cannabis medicinal en Colombia no solo involucra la elaboración y comercialización de productos farmacéuticos sino también inversión en recursos para educación y ciencia, componentes claves para lograr un impacto positivo en la economía del país y en la calidad de vida de los pacientes colombianos. Aspectos como estos enmarcan a Avicanna como pionera y líder en el posicionamiento del cannabis medicinal como un sello país”, concluyó la doctora Clara Lemus Gallego, directora de programas médicos de Avicanna.

Aquí puede consultar más información.

También en las redes sociales de Avicanna:

Comparte: