20 Jul 2020 - 5:32 p. m.

La artista que plasma en sus obras ecosistemas vulnerables de Colombia

Tatiana Arocha es una diseñadora gráfica, ilustradora y artista, que desde hace seis años está dedicada por completo al arte con el que ha buscado cambiar la perspectiva que tienen del país en el exterior y generar conciencia acerca de la relevancia de cuidar el medio ambiente.

Karen Rojas

Periodista de Mercadeo

Haber tenido una infancia en la que tuvo mucho contacto con la naturaleza marcó la vida de Tatiana Arocha, diseñadora gráfica, ilustradora y artista. En su niñez, su familia solía ir a acampar a lugares apartados. “Esos viajes los realizábamos con un amigo de mi papá, que tenía una forma particular de elegir la región que visitaríamos: cerraba los ojos, tomaba un mapa del país y en donde pusiera su índice, allá nos dirigíamos. Tengo recuerdos muy lindos”, dijo Arocha.

El arte también fue parte de su crecimiento, porque tenía primos que eran artistas y la forma en que ellos transmitían lo que les pasaba, sentían o su posición frente a cualquier tema la cautivaron. Desde allí viene su pasión por el oficio de pintar y de expresarse a través del color y la ilustración, el arte en todo su esplendor.

Se radicó en Nueva York en 2000. “Me vine para Estados Unidos a trabajar como diseñadora en una empresa que realizaba animaciones y mientras estaba haciendo eso empecé a conocer a muchos diseñadores que estaban explorando sus formas de expresión por medio del arte. Eran personas que estaban buscando un lenguaje diferente al de su profesión para expresarse”, relató la artista.

Le sugerimos leer: La colombiana que realiza esculturas de animales y plantas en papel

Entonces comenzó su caminó y exploración en el arte. Para ella era muy importante mostrar otra cara del país, por eso sus obras han sido la mejor herramienta para representar lo bueno del territorio nacional, y rememora que “en esa época todavía se relacionaba a Colombia y a los colombianos con la cocaína y Pablo Escobar. Me preguntaban dónde podían conseguir coca en Colombia o me decían frases como que en mí país se producía cocaína de muy buena calidad”.

Por eso aprovechó que en varias ocasiones la invitaron a conversatorios para hablar de lo que más extrañaba de su natal nación, por lo que solía contar historias que le recordaban a su familia y sus raíces, además su papá le regaló unas láminas de la Expedición Botánica de José Celestino Mutis, lo que la llevó a recrear las selvas colombianas, especialmente de los ecosistemas vulnerables, que estaban siendo afectados por economías extractivas.

Y es que antes de realizar su viaje a Estados Unidos visitó la Ensenada de Utría, en Chocó, y le impactó mucho ver cómo estaban destruyendo sitios con gran riqueza de biodiversidad. “Empecé a representar esos lugares que tienen gran biodiversidad para sensibilizar a las personas a tener un contacto saludable con los paisajes y territorios que son muy abstractos, como el Amazonas y el litoral Pacífico. Y es que en Estados Unidos desconocen esa gran riqueza de fauna y flora que tenemos en Colombia”, explicó Arocha.

Desde hace más de seis años decidió dedicarse del todo a su pasión: el arte, porque era lo único que quería hacer. “Mi plan B durante 14 años fue el diseño gráfico, pero no me sentía conforme, y mi plan A es ser artista. Para mí es mucho más importante sentir que lo que hago puede tener un impacto en lo que está pasando en el mundo y que ayude a educar a la gente y cambiar la visión que tienen de Colombia”, manifestó Arocha.

Sus obras han sido exhibidas en Estados Unidos, Reino Unido y Colombia, en recintos como Sugar Hill’s Children Museum for Arts & Storytelling, la Universidad de Yale y el Jardín Botánico de Queens. También realizó dos murales en Dekalb Market Hall y City Point Brooklyn, y uno para el metro de Nueva York, que estuvo disponible entre 2017 y 2019. Recibió el premio individual de Sustainable Arts Foundation en medios mixtos, en 2019.

Tatiana Arocha usa una paleta monocromática como metáfora del mundo natural en peligro de extinción, usando el blanco y el negro interrumpido por detalles pintados en oro, que son recordatorios deslumbrantes del costo devastador de la avaricia humana en las reservas naturales. Su proceso creativo comienza con una residencia artística en los lugares donde consigue el material para sus creaciones.

La fotografía es una forma que usa para recordar y detallar cada planta o paisaje, que después emplea en sus exposiciones. Recolecta plantas y las prensa. Cuando está en esos sitios con los materiales que se encuentra, como rocas, semillas, ramas y hojas, hace una serie de texturas, que utiliza en el momento de diseñar sus obras. Todas estas herramientas las digitaliza, une en un collage, que se convierte en el dibujo de lo que será su nuevo proyecto.

“Creo espacios u obras que cuentan historias sobre las vivencias y las formas como me he conectado con esos sitios, evidenciando lo que significan esos ecosistemas para mí. Y quiero establecer conexiones rápidas con distintos públicos para tener una conversación alrededor de lo que está pasando con el medio ambiente en el mundo, pero desde un sitio personal que es Colombia”, puntualizó Tatiana Arocha.

Abrirse camino en el mundo de la pintura y exhibiciones de arte en tierras lejanas no ha sido una tarea fácil, pero todo con esfuerzo y dedicación es posible, más si se trata de tierras estadounidenses, que según cifras de 2020 del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), hay 126.898 colombianos como Tatiana Arocha que trabajan duro y que de alguna forma han representado con orgullo la tricolor.

A propósito de nuestra fiesta de independencia, El Espectador le ofrece un 20 % de descuento en su suscripción digital, plan básico anual. Ingrese para más información: https://www.elespectador.com/suscripciones/independencia-de-colombia/

Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Temas relacionados

ArteTatiana Arocha
Comparte: