Publicidad
21 Jan 2023 - 1:57 a. m.

La larga pelea judicial por la captura de hermana de los capos del Cartel de Cali

Para algunos fue una sorpresa que Amparo Rodríguez Orejuela, quien manejaría un bajo perfil, fuera capturada en 2009 y de ahí en adelante frecuentara los juzgados hasta finalmente entregarse este 20 de enero de 2023.
Amparo Rodríguez Orejuela se entregó ante miembros de la Fiscalía en las instalaciones que quedan ubicadas en el barrio Santa Mónica, en el Norte de Cali.
Amparo Rodríguez Orejuela se entregó ante miembros de la Fiscalía en las instalaciones que quedan ubicadas en el barrio Santa Mónica, en el Norte de Cali.
Foto: Archivo particular.

Desde 2009, Amparo Rodríguez Orejuela, hermana de los exlíderes del Cartel de Cali, se vio en la obligación de frecuentar los juzgados al acusársele como responsable de lavado de activos. Hoy, después de más de una década en la que intentó demostrar su inocencia, la hermana de Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela se entregó ante Fiscalía

Lea: Jueza de Bogotá niega la libertad a tres nuevos voceros de paz.

Los excapos del Cartel de Cali, una de las organizaciones de narcotraficantes más poderosas en las últimas décadas en Colombia, fueron capturados en la década de los 90 y condenados por tráfico de drogas a más de catorce años de prisión.

Ante las afirmaciones del gobierno estadounidense de que los hermanos todavía estarían dirigiendo el Cartel de Cali desde la prisión, entre 2004 y 2005 fueron extraditados a Estados Unidos. Gilberto Rodríguez murió en mayo de 2022 en un centro médico de Carolina del Norte.

En 2006, Miguel y Gilberto suscribieron un acuerdo de culpabilidad y se comprometieron a entregar todos los bienes derivados del narcotráfico. Sin embargo, la justicia dictaminó que Amparo Rodríguez Orejuela y otros familiares de los capos, entre los que se encontraban hijos y sobrinos, habrían violado el acuerdo al presuntamente ocultar bienes y lavar activos.

De esta manera, en 2009, para sorpresa de algunos conocidos, Amparo Rodríguez fue capturada en un operativo a cargo de la Dijín y la DEA. “Nunca demostró ser una persona ostentosa ni llegaba con escoltas o en carros lujosos. Doña Amparo estaba levantando dos nietos que le mandaron desde los Estados Unidos, y como no siempre le alcanzaba la plata, preparaba y vendía tamales”, dijo a Colprensa una de las compañeras del curso de repostería que tomaba la hermana de los Rodríguez Orejuela.

Puede interesarle: Petrolera Parex suspendió labores en Arauca tras recibir amenazas del Eln.

“En Cali capturamos a los tres hijos de Gilberto: María, Jaime y Humberto. La hermana de los capos que fue detenida es Amparo. Ellos no están exportando droga, sino lavando lo que les dejaron de herencia”, señaló ese año el entonces coronel Ángel Mendoza, subdirector de la Policía Antinarcóticos.

En 2010, La Fiscalía General de la Nación profirió resolución de acusación en contra de la mencionada y 30 personas más, como presunta coautora del delito de lavado de activos, para la organización delictiva encabezada por los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela.

“De acuerdo con el fiscal de la Unidad Nacional para la Extinción de Dominio y contra el Lavado de Activos a cargo del caso, la compraventa de sucursales de Drogas La Rebaja por parte de Copservir, en 1996, presenta características que hacen presumir que esa operación tenía como fin, supuestamente, legalizar recursos provenientes del narcotráfico”, expuso el ente judicial.

Lea también: Caso Pecci: se allanaron dos casas donde una colombiana se escondía en El Salvador.

Más tarde, un juzgado de Bogotá absolvió a la mujer y a su esposo Alfonso Gil de la acusación. Sin embargo, en 2019 el Tribunal Superior de Bogotá revocó el fallo y la condenó a 25 años de prisión, pena que disminuyó a los 13 años y a una multa de 12.875 salarios mínimos, por orden de la Corte Suprema.

Consiguiente a esto, Amparo Rodríguez y demás familiares presentaron dos tutelas para tumbar esa sentencia y el caso llegó ante la Sala Laboral que terminó por ratificar la condena el año pasado.

Así las cosas, la pelea judicial terminó este 20 de enero de 2023, cuando Amparo Rodríguez Orejuela se entregó ante la Fiscalía, entidad que aseguró que la mujer se pondrá a disposición del Inpec para ser trasladada al pabellón de mujeres de la cárcel de Jamundí, Valle del Cauca.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.