22 Jul 2020 - 9:48 p. m.

Lo que debe saber de la Artritis Reumatoide

Esta es una patología autoinmune, que afecta a 1 de cada 200 habitantes. Las articulaciones más afectadas son las de las manos y los pies, y las medianas como las muñecas, los codos, los tobillos y las rodillas.

La artritis reumatoide es una enfermedad de la que todos hemos escuchado en algún momento, pues es el tipo de artritis más frecuente, ya que afecta a 1 de cada 200 habitantes. Esta es una patología autoinmune, lo que significa que la persona que la padece produce anticuerpos contra él mismo. En este caso, estos anticuerpos atacan a las articulaciones causando inflamación, dolor, limitación en su funcionalidad y, en estados avanzados, la deformidad de esas articulaciones.

Hablamos con el Centro de Cuidado Clínico de Artritis Reumatoide de la Fundación Santa Fe de Bogotá acerca de esta enfermedad y nos aclaró que presentar un dolor de articulaciones no necesariamente es sinónimo de artritis. “Cuando una persona siente dolores articulares debe consultar con el médico en caso de que las molestias comprometan a más de dos articulaciones, si el dolor interfiere con su actividad física o si ha tenido una duración de más de cuatro semanas”, explicó la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Los dolores articulares se clasifican en dos tipos:

Dolores articulares mecánicos: típicamente empeoran con la actividad física y son producto de un desgaste en la articulación, ya sea por sobrecarga o sobreuso. Ejemplo de esto es el desarrollo de enfermedades como la artrosis.

Dolores articulares inflamatorios: estos mejoran con la actividad física y empeoran con el reposo. En muchos casos son más fuertes en el momento en el que la persona se despierta y disminuyen, en alguna proporción, con el movimiento de las actividades durante el día. De manera frecuente, el dolor se acompaña de inflamación, enrojecimiento e hinchazón de la articulación y progresivamente resulta en la limitación para la movilidad del paciente con un impacto importante en su calidad de vida y la de su familia.

Le sugerimos leer: La colombiana que realiza esculturas de animales y plantas en papel

La artritis reumatoide está directamente asociada con el dolor articular inflamatorio y la persona puede presentar síntomas como:

Rigidez matinal: es la sensación de pérdida en la facilidad para mover las articulaciones en las mañanas y es muy frecuente en las manos. Tiende a durar más de 45 minutos.

Nódulos reumatoides: son masas que aparecen sobre los tendones en zonas como codos, rodillas, región sacra, región occipital, entre otras zonas del cuerpo.

Escleritis: es la inflamación de la parte blanca o esclera de los ojos.

Vasculitis reumatoide: úlceras en miembros inferiores y con sensación de ardor, dolor, quemazón y, en ocasiones, pérdida de la fuerza en pies y piernas.

Es de destacar que, las articulaciones más afectadas son las de las manos y los pies, y las medianas como las muñecas, los codos, los tobillos y las rodillas. La enfermedad tiende a comprometer los dos lados del cuerpo y suele ser poliarticular, lo que significa que afecta a más de cuatro articulaciones.

Y no existe cura para la artritis reumatoide, pero la detección temprana y el tratamiento médico adecuado pueden ayudar a controlar los síntomas, además se previene el daño articular. No hay evidencia médica que apoye el uso de hierbas o de tratamientos homeopáticos para tratar la enfermedad. El uso de estos retrasa el inicio temprano del tratamiento farmacológico.

Para tratarla está el médico reumatólogo, que es el encargado de hacerle seguimiento a la enfermedad, así como de determinar el tratamiento. La clave está en consultarlo dentro de las primeras 12 semanas después de iniciados los síntomas de dolor articular inflamatorio.

Por último, se debe resaltar que esta es una enfermedad en la que el diagnóstico se basa en el conocimiento médico de las manifestaciones de la enfermedad, la interpretación adecuada de los síntomas, signos y los hallazgos que arrojan estudios y pruebas de apoyo diagnóstico. Esto permitirá definir un pronóstico para cada caso e indicar el tratamiento.

Con el fin de dar un manejo y atención integral a los pacientes diagnosticados con esta enfermedad, en la Fundación Santa Fe de Bogotá cuenta el Centro de Cuidado Clínico de Artritis Reumatoide, certificado por la Joint Commision International.

Además, cuentan con un grupo interdisciplinario conformado por médicos especialistas en Reumatología y Medicina del Deporte, enfermeras, fisioterapeutas, terapistas ocupacionales, psicólogos y nutricionistas, brinda al paciente una atención temprana, eficaz, segura, oportuna e integral, que garantice un impacto positivo en su salud y en su calidad de vida, con un servicio humano y de calidad.

Disfruta de nuestros beneficios haciendo parte del Círculo de Experiencias de El Espectador. Te invitamos a que te suscribas en cualquiera de nuestros paquetes digitales. Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Temas relacionados

Artritis Reumatoidesalud
Comparte: