8 May 2018 - 9:59 p. m.

Los conductores que no le cobran a sus pasajeros para exigir mejores condiciones laborales

El curioso hecho ocurrió en Okayama, Japón, pero también han existido diferentes protestas poco comunes en distintas partes del mundo.

-Redacción Actualidad

Los conductores de buses de Okayama, Japón están en huelga, pero no es una protesta “convencional”. Los trabajadores siguen recogiendo pasajeros en el horario acordado, pero no les cobran. De esta manera buscan hacer presión hacia los empleadores para exigir mejores condiciones laborales. Sin embargo, esta no es la única huelga curiosa que se ha visto en la historia, como lo expone la BBC.

En 2014 se realizó una huelga en Massachusetts, Estados Unidos en la que los empleados de la cadena de supermercados Market Basket exigían el regreso de su jefe Arthur T. Demoulas. Al final los empleados lograron su objetivo de manera pacífica.

En 2004 inició una huelga en Estados Unidos por parte de los jugadores de la Liga Nacional de Hockey hacia sus empleadores lo que dejó como resultado 1.230 partidos sin jugar. Los fanáticos del deporte tuvieron que esperar un año para volver a presenciar este deporte.

(Lea también: 'El diálogo es la vía para resolver los conflictos')

En 2003 en Liberia, Leymah Gboweem (ganadora del premio Nobel de la Paz en el 2011) lideró un grupo de mujeres que se negaban a tener sexo con sus maridos para exigir el fin de la segunda guerra civil en ese país.  

(Lea también: Nobel de Paz para luchadoras)

“Lo que hice no es nada extraordinario. Un grupo de mujeres estábamos hartas. Hartas de que los hombres pusieran sus manos en nuestra ropa interior, de que nuestros hijos fueran reclutados y llevados a luchar, de que nuestro país se estuviera hundiendo. Nos cansamos y nos rebelamos a la locura de la violencia y de la guerra. Hicimos la protesta, y logramos la paz”, le contó Gboweem a El Espectador en una entrevista.

En 1941 los trabajadores de Disney protagonizaron “La Huelga del elefante Dumbo” pues en ese año se estrenó el reconocido filme. Los animadores protestaban con diferentes mensajes en las pancartas, entre ellos: Pinocho declarando "No tengo hilos" y Mickey Mouse preguntando: "¿Somos ratones o personas?", según la BBC.

Comparte: