30 Dec 2011 - 2:35 a. m.

Los desafíos de Useche

Consolidar la confianza de los vallecaucanos en sus instituciones y en el departamento, que bajó de categoría Especial a Primera, debido a sus bajos ingresos, es el principal reto del nuevo gobernador del Valle, Héctor Fabio Useche, del partido MIO.

Gloria Chaparro / Cali

“El gobernador electo encuentra un departamento muy débil institucionalmente, debido a la pérdida de credibilidad y liderazgo de los gobernantes, corrupción en cabeza de varios de sus dirigentes, endeudamiento y disminución de sus ingresos ocasionados por la errónea y equivocada gestión económica, financiera, administrativa de sus empresas y en general de los recursos provenientes del sistema general de participaciones”, expresa Pablo Borrero, veedor ciudadano.

Y es que a los vallecaucanos les tocó soportar grandes escándalos, entre ellos la destitución del gobernador Juan Carlos Abadía, por participación indebida en política. Abadía fue reemplazado por Francisco José Lourido, quien hoy, luego de año y cuatro meses, finaliza su mandato dejando más optimismo entre los vallecaucanos. Igualmente, embargos y líos judiciales que aún están en proceso.

La consolidación financiera del departamento será uno de los retos de Useche, no obstante que el gobernador Lourido logró disminuir el déficit fiscal de $76.000 millones de pesos a $49.000 millones y frenar el desembolso de las vigencias futuras por 650.000 millones de pesos destinado para obras en la región, que le costaría al departamento $1,5 billones en 2020.

Otro de sus retos es solucionar los problemas de Buenaventura, principal puerto sobre el Pacífico colombiano. La zona no cuenta con buenas vías para el transporte de carga y se caracteriza por la inseguridad, el accionar del narcotráfico y la guerrilla y la pobreza extrema. También debe reforzar sus esfuerzos para el dragado del canal de acceso al puerto, para facilitar la entrada a buques de gran calado.

La salud del departamento también necesita atención. Los hospitales Universitario del Valle y de Buenaventura tienen problemas económicos por falta de pagos de las EPS. El Hospital Siquiátrico tiene líos financieros y administrativos y pérdidas por más de $3.000 millones.

Y claro, el gobernador debe atender con urgencia los efectos de la reciente ola invernal, que dejó 9.000 damnificados en 33 de los 42 municipios del Valle.

Comparte: