9 Jan 2009 - 4:00 a. m.

Peajes a cargo del Invías subirán entre 5,5 y 6%

En Honda, Alvarado y Los Cedros pondrán en marcha un piloto de carriles inteligentes. Cayó el recaudo de peajes en 2008. Invías dio al servicio centro de monitoreo a las casetas.

Jairo Chacón González

Pese a la caída de los ingresos en el recaudo de peajes durante 2008, lo que se traduce en menores ingresos para el Instituto Nacional de Vías (Invías), el Gobierno decidió incrementar las tarifas por debajo del Índice de Precios al Consumidor, el cual se situó en 7,67%.

Pasada la medianoche del próximo jueves, los usuarios de la red vial a cargo del Invías pagarán los peajes con un incremento que oscilará entre 5,5 y 6%.

El anuncio fue hecho por la secretaria general administrativa del Invías, Claudia Rojas Núñez, quien lidera el programa de modernización de los peajes en el país.

La funcionaria explicó que en 2007 el recaudo fue de $429.863 millones y el año pasado cayó a $352.074 millones, y manifestó que tal descenso obedeció a la entrega de algunos puntos de cobro al Instituto Nacional de Concesiones (Inco) y a la disminución en el tráfico.

Rojas explicó que si bien en los próximos días se entregarán al Inco los peajes de Loboguerrero (vía Buenaventura) y Los Acacios (Norte de Santander), se espera que el recaudo se mantenga en el mismo promedio del año pasado, pues se tiene proyectada la instalación de 18 casetas de cobro adicionales para  este año.

La secretaría explicó que ante la revocatoria de la licitación que abrió el Invías en el primer semestre de 2008 para el recaudo de las 47 casetas y cinco estaciones de peaje —ante el vencimiento del contrato de Invico y Vipsa el próximo jueves 15 de enero—, la entidad prorrogará el contrato por nueve meses a los actuales operadores, Invico y Vipsa.

“La revocatoria de la licitación, antes de convertirse en un problema para el Invías, le permitió a la entidad ajustar los valores y los términos del nuevo proceso, condiciones que se aplicarán también a la prórroga que empezará a operar el 16 de enero”, explicó.

Entre las condiciones se establece la reducción del valor de la administración del recaudo.

En la actualidad, Invico cobra al Invías 23,08% de lo recaudado. Con la prórroga este monto disminuirá a 18%. Entre tanto, Vipsa pasará de 21,22 % a 16,75%, lo cual le generará un ahorro cercano a $40 mil millones.


Recaudo sistematizado

Del ahorro proyectado, $4.500 millones se destinaron a la instalación de un centro de monitoreo en tiempo real, de los 47 puntos de cobro del Invías, lo cual permite observar lo que ocurre al instante en cada uno de estos lugares.

Además, los concesionarios están obligados a desarrollar y operar un carril con telepeaje, es decir, un sistema que le permita al conductor no parar en la caseta, sino que un lector digital tome la información de un chip que estará instalado en los parabrisas de los vehículos. El sistema estará acompañado de una cámara que identifica el vehículo y envía la información al lector. Este sistema ya opera en la Concesión de los Contenedores en Cartagena.

Vipsa deberá montar y operar este sistema en uno de los cuatro carriles de las casetas de peaje de Alvarado y Honda, en el Tolima, e Invico lo hará en uno de los tres carriles del peaje de Los Cedros, en jurisdicción de Montería.

La funcionaria explicó que, una vez se revocó la licitación de los peajes, se hizo un ofrecimiento al Fonade, al Instituto de Desarrollo Económico de Antioquia (IDEA) y a Cisa para la operación del sistema por seis meses. Fonade, si bien le atrajo el tema, dijo que no, Cisa señaló que le interesaba pero por más tiempo, mientras el IDEA sí mostró su disposición. Incluso llegó a montar una infraestructura para el tema.

Sin embargo, un concepto jurídico obligó al Invías a decidirse por prorrogar la concesión.

El concepto señalaba que no se podía dar una concesión entre dos entidades del Estado, sino un convenio interadministrativo bajo el concepto de prestación de servicios, para lo cual el Invías debía haber presupuestado un rubro para atender la administración del contrato, lo cual no era posible.

Con respecto a la nueva licitación, esta se abrirá en la segunda quincena de febrero, con el fin de que esté adjudicada antes de que culmine la prórroga que se expedirá entre el viernes y el próximo martes.

Inicialmente el costo de la licitación era de $2,1 billones pero debido a la caída del tráfico y al ajuste de los valores, el monto podría ser inferior a los $2 billones, lo cual también reduciría el valor que cobra el operador por el recaudo y la administración.

Temas relacionados

Infraestructura vial
Comparte: