Publicidad
19 May 2022 - 2:00 a. m.

Agricultura y ganadería causan más del 50 % de las emisiones de GEI en Colombia

El Ideam presentó un documento que revela cuáles son los sectores y departamentos que más gases de efecto invernadero están emitiendo en el país. Preocupa el caso de Meta, donde la deforestación es muy intensa.
Meta lidera el escalafón de departamentos que más GEI emiten a la atmósfera.
Meta lidera el escalafón de departamentos que más GEI emiten a la atmósfera.
Foto: Jose Vargas

Ayer, en horas de la mañana, el Ideam, junto con el Ministerio de Ambiente, presentó un documento que revela cuál es el panorama de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en Colombia. Estos gases, culpables del cambio climático en el planeta, han aumentado en el país en las últimas tres décadas, y hoy hay varios asuntos que resultan muy inquietantes. Uno de los principales es la deforestación.

Como lo presentaron en el “Informe bienal de actualización de cambio climático de Colombia (BUR 3)”, como se llama oficialmente el documento que resume la situación, la ganadería, la agricultura y el cambio de uso del suelo son las actividades que más generan emisiones en Colombia. Representan 59 % del total. Le siguen el sector de energía (con 31 %), residuos (7 %) y procesos industriales y usos de productos (3 %).

Para decirlo en otras cifras, el cambio de uso del suelo, la agricultura y la ganadería emitieron un total de 179 millones de toneladas de CO2 equivalente (la manera en que se suele presentar la emisión de GEI). Eso quiere decir que, en comparación con 1990, hubo un incremento del 9,4 % en esos sectores. (Lea: Aprobada la ley que busca la protección de las cavernas colombianas)

En cuanto al sector energético, el Ideam reveló que emitió 93 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que representa un incremento del 85 % desde 1990. La subcategoría que más aporta es transporte, seguida de la industria de la energía y quema de combustibles fósiles en las industrias.

Los dos sectores restantes -residuos y procesos industriales- son los que más han crecido en emisiones, a pesar de representar el menor número de porcentaje del total nacional.

Según explicó Nicolás Galarza, viceministro de Ambiente, en total, en 2018 (el año para el que hay datos más recientes) se emitieron en Colombia 303 millones de toneladas de CO2 equivalente. En otras palabras, desde 1990 las emisiones han crecido 34,7 %. (Lea: Sindicatos de energía crean centro de investigación sobre transición energética)

¿Cuáles son los gases de efecto invernadero que más ha emitido el país? De acuerdo con lo presentado por el Ideam, el primer lugar lo ocupa el dióxido de carbono (CO2), con un 72,4 %. Por otra parte, el metano (CH4) tuvo una participación del 24,3 % en 2018. Las actividades de ganadería, tratamiento y eliminación de aguas residuales y la disposición final de residuos son las principales actividades responsables de la emisión de ese gas.

Pero entre todas estas cifras, que también revelan las carteras que más emiten (ver infografía), hay un viejo problema que es muy preocupante: la deforestación. La razón es muy simple: es la actividad que más está contribuyendo a la emisión de GEI. Como explicaba el Ideam, la transformación de tierras forestales en pastizales es la principal preocupación.

De hecho, la tala ilegal es una de las razones por las que Meta lidera el escalafón de departamentos que más GEI emiten a la atmósfera. Le siguen Caquetá, Antioquia, Guaviare y Cundinamarca. Como explicó el Minambiente, el 81 % de las emisiones de Colombia se concentran en solo 20 departamentos. (Lea: Indicadores claves del cambio climático batieron récords en 2021, según la ONU)

En la otra cara de la moneda, los departamentos que más absorben gases de efecto invernadero son Antioquia, Vichada y Meta, que, juntos, representan el 38 % de las absorciones de Colombia.

Primer inventario de carbono negro

En el informe también hubo una sorpresa. Por primera vez el Ideam presentó el inventario de carbono negro, conocido como hollín. Se trata de un contaminante que no solo está asociado con el cambio climático, sino con la mala calidad del aire, que, como se ha indicado recientemente, causa morbilidad humana y mortalidad prematura. El carbono negro se forma con la combustión incompleta de combustibles fósiles, biocombustibles y biomasa, por lo que entender quién y cuánto se emite en Colombia es un tema clave para enfrentar el cambio climático.

Según el informe, para el año 2010 en el país se habían emitido 26.77 gigatoneladas de carbono negro, cifra que creció a un total de 28,10 gigatoneladas para el año 2018. En otras palabras, esto quiere decir que hubo un crecimiento del 4,97 % de carbono negro solo en estos ocho años y que la tasa de crecimiento media anual es de 0,64 %.

El sector que más contribuye a la generación de carbono negro es el de energía (97,4 %), seguido por residuos, con 1,3 %, ya que en el proceso de incineración de residuos también se genera este contaminante. Sin embargo, es este último sector (residuos) el que más ha incrementado en las emisiones de carbono negro, porque creció 8,57 % en 2018 respecto a 2010.

Los principales picos de contaminación por carbono negro en Colombia, dice el informe, se presentaron en los años 2011, 2014 y 2018. “Por otra parte, entre 2015 y 2017 se dieron las emisiones más bajas de carbono negro. Este comportamiento se debe principalmente a la reducción en el consumo de combustibles sólidos, como carbón mineral, residuos y leña en el sector de minerales no metálicos”, se agrega en el informe.

Para disminuir ese carbono negro el país se trazó varias metas, entre ellas que las fuentes móviles terrestres con motor ciclo diésel cumplan con los límites máximos permisibles de emisión de contaminantes al aire correspondientes a tecnologías Euro IV, a partir de 2015, y Euro VI, desde 2023. También que para 2030 disminuyan las quemas de cultivos de arroz, caña de azúcar, maíz y trigo.

Síguenos en Google Noticias