23 Sep 2015 - 10:17 p. m.

'Agua Vida' y 'Agua Para Todos', en la recuperación de los ecosistemas

En Cuenca, Ecuador, se desarrollan dos proyectos para la conservación de las fuentes hídricas, liderados por los niños de las áreas rurales y urbanas de la zona.

Redacción Medio Ambiente

En el cantón de Cuenca en Ecuador, el agua que sale de los grifos es la más potable de Latinoamérica. Esto no es gratuito. En los últimos diez años, la empresa de servicios públicos del país ha venido desarrollando en la zona dos proyectos en busca de fomentar una cultura de respeto y protección de los recursos naturales de la región.

Agua Vida y Agua para todos, son dos proyectos que han liderado tanto niños, como educadores y padres de familia, quienes en comunidad han venido desarrollando proyectos ambientales, organizados en cuatro etapas sobre las cuales los habitantes de la zona promueven y desarrollan actividades de conservación en la región.

En Cuenca se han capacitado más de 1.645 niños, 800 padres de familia y 66 profesores de todo el catón, puede decirse que Cuenca está trabajando por un agua más limpia y más pura ya que tenemos una planta de potabilización que es la única en el país donde se trata el agua residual que sale de los baños y las cocinas. El 90% de esa agua es purificada y vuelve al río”, afirma Jandry Chuni, uno de los niños que se encuentra dentro del programa.

Jandry Chuni ha venido trabajando desde hace cuatro años dentro del proyecto dedicado a la conservación del agua en los páramos y en el cuidado del líquido vital. Como todos los niños, Jandry pasó por una escuela ciudadana, en la que trabajan proyectos sociales dentro de sus comunidades, y luego pasó a un consejo cantonal, desde donde ha llegado al Encuentro de las Américas Frente al Cambio Climático en Bogotá para promover el programa.

‘Agua para Todos’ fue la primera iniciativa que se desarrolló en la región. Con el fin de integrar a los menores en la conservación, el programa se divide en cuatro etapas de formación. Primero, en un periodo de capacitación en el que se desarrollan actividades de concientización y conocimiento de los temas ambientales.

Luego, se identifica el uso y el consumo del agua, para así diseñar e implementar proyectos que permitan la preservación y el cuidado del preciado líquido, para finalmente elaborar un plan de sostenibilidad que permita a las instituciones y a las comunidades continuar con los proyectos a favor del medio ambiente.

Por su parte, el proyecto ‘Agua Vida’, se ha venido desarrollando en las zonas rurales de Cuenca, desde el 2004, con las comunidades indígenas de la zona. En este caso, después del periodo de capacitación, se desarrollan jornadas de sensibilización sobre el uso del agua, a través de visitas al Parque Nacional Cajas, de donde proviene el 60% del agua potable. “Es una reserva natural de biosfera que consta de 235 lagunas”, dice Chuni.

En la zona, la conservación del medio ambiente ha pasado a ser parte de la cultura regional. El agua es fuente vital de la comunidad, que participa activamente en el cuidado y reconocimiento de la corresponsabilidad de todos en el proceso de protección del líquido.

“El agua es un recurso que se puede acabar ya que solo el 3% del agua en todo el planeta es bebible. Entonces, se debe cuidar, comenzando con cerrar los grifos del agua. Hay lugares que el agua es tan contaminada que la tienen que comprar en botellas o simplemente tomar refrescos. Hay otros lugares a los que simplemente no llega y es imposible obtener ese recurso”, dice Chuni.

El proyecto ya ha sido emulado en otras partes del país, como Quito, donde se trabaja en la purificación del agua residual y en la conservación de otros lugares como Cotopaxi y Chimborazo. Hoy el proyecto en la zona se centra en la sostenibilidad y vigencia de las actividades en las comunidades con el fin de continuar preservando y cuidando el agua potabilizada, que hoy es considerara la más apta para el consumo en Latinoamérica.

Comparte:
X