4 Feb 2022 - 2:15 p. m.

Alcaldía de Calamar (Guaviare) declaró alerta roja por incendios forestales

Preocupan los 70 focos de calor identificados dentro del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete. Alrededor de 2.300 hectáreas de la zona de amortiguación del parque ya se encuentran afectadas, informó la alcaldía.
Registro de incendios en el municipio de Calamar, Guaviare, tras sobrevuelos realizados por la  Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS).
Registro de incendios en el municipio de Calamar, Guaviare, tras sobrevuelos realizados por la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS).
Foto: Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS)

En los últimos días, en el país se han encendido las alarmas por la cantidad de puntos de calor que se registran desde imágenes satelitales, principalmente en los departamentos de la Amazonia colombiana, y las llamaradas observadas durante sobrevuelos. (Le recomendamos: Los incendios en la Amazonía, una situación que no da tregua)

El panorama es preocupante. Según el Reporte de Monitoreo de Puntos de Calor del Ministerio de Ambiente, el mes de enero de 2022 presentó el valor más alto en los últimos 10 años en la Amazonía colombiana.

El Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi) reportó a través del Sistema de Información Ambiental Territorial de la Amazonía Colombiana (SIAT-CA6.187 puntos de calor en el Amazonas, focalizados en cuatro departamentos: Caquetá (2.417), Meta (1.942), Guaviare (1.411) y Putumayo (268). Por su parte, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) registró para el tercer día del mes de febrero 7.389 puntos de calor en el país. (Le recomendamos: En fotos: La Macarena en llamas. Alerta por numerosos incendios que acaban el bosque)

En el municipio de Calamar (Guaviare), tras una reunión extraordinaria con el Consejo Municipal de Gestión de Riesgos de Desastres, el alcalde Rohymand Giovanny Garcés determinó la declaratoria de la Alerta Roja, pues se reunían las condiciones para la acción y “debían acometerse actividades que condujeran a minimizar o extinguir los daños”.

Según informó en declaraciones públicas, el cuerpo de bomberos voluntarios certificó cinco viviendas en “pérdida total” debido a la afectación de los incendios, y un promedio de pérdida de 20 a 100 hectáreas por predio. También alertó sobre su preocupación por la zona de amortiguación del Parque Nacional natural Serranía de Chiribiquete, donde se han visto afectadas “alrededor de 2.300 hectáreas, con riesgo alto de que se extienda al parque”, aseguró.

En un comunicado, de acuerdo con información relacionada por funcionarios de Parques Nacionales Naturales Serranía del Chiribiquete, hasta el pasado 2 de febrero había “70 focos de calor detectados por la NASA dentro del Área Protegida PNN Chribiquete, en los municipios de Calamar, San José del Guaviare y San Vicente del Caguán, en ecosistemas de bosque basal húmedo, bosque inundable basal y vegetación secundaria”.

En el decreto, el alcalde de Calamar también pidió a todos los organismos de socorro e instituciones del sector público “activar sus planes de contingencia para estar en disposición de articular los esfuerzos para atender y dar una respuesta oportuna a la comunidad afectada por los incendios forestales”.

*Este artículo es publicado gracias a una alianza entre El Espectador e Infoamazonia, con el apoyo de Amazon Conservation Team.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.