En casi cuatro décadas, Brasil perdió el 15 % de sus bosques naturales

Una nueva investigación publicada por MapBiomas muestra cómo los bosques naturales de ese país se han reducido en 38 años, entre 1985 y 2022, como consecuencia de la actividad humana y el cambio climático.

20 de octubre de 2023 - 07:30 p. m.
En Brasil, la tasa de pérdida de bosques primarios aumentó 15% entre 2021 y 2022, en particular en la Amazonia.
En Brasil, la tasa de pérdida de bosques primarios aumentó 15% entre 2021 y 2022, en particular en la Amazonia.
Foto: Marcelo CASTRO - Wikimedia creative commons

Brasil perdió gran cantidad de sus bosques naturales entre 1985 y 2022. Así lo afirmó MapBiomas, una red compuesta por organizaciones sin ánimo de lucro, universidades y entidades privadas, tras mostrar los resultados del seguimiento satelital que hicieron del territorio brasileño durante ese periodo de tiempo. Los datos fueron publicados en la Colección 8 del Mapeo Anual de Cobertura y Uso del Suelo en Brasil.

La conclusión fue que la superficie ocupada por bosques naturales pasó de 581,6 millones de hectáreas a 494,1 millones, lo que representa una reducción del 15 %. Según MapBiomas, los últimos 5 años fueron los más críticos, pues representaron el 11% de los 87,6 millones de hectáreas eliminadas. De este total, más de 75 millones estaban en propiedades privadas.

Lea también: El nivel del agua de un río amazónico alcanza su nivel más bajo en 121 años.

El mapeo de bosques naturales abarca diferentes tipos de cobertura, como formaciones forestales, sabanas, bosques inundados, manglares y bancos de arena. En conjunto, estos ecosistemas ocupan el 58% del territorio nacional. Cuando se consideran todos ellos, la Amazonía (78%) y Caatinga (54%) fueron los biomas con mayor proporción de bosques naturales en 2022.

Los estados de Brasil con mayor proporción de bosque son Amazonas (93%), Acre (85%) y Amapá (82%). El estado de Amazonas también tiene la mayor superficie forestal con 145 millones de hectáreas, casi un tercio de los bosques del país (29%), seguido de Pará (93 millones de hectáreas) y Mato Grosso (47 millones de hectáreas). La superficie forestal de estos tres estados representa más de la mitad de la superficie forestal brasileña (58%). Pero Mato Grosso y Pará también lideran los estados que perdieron la mayor superficie de bosque natural, con 31,4 millones de hectáreas y 18,4 millones de hectáreas respectivamente. Los estados de Río de Janeiro y São Paulo ganaron superficie forestal entre 1985 y 2022.

¿Por qué se perdieron las hectáreas de bosque?

Una de las causas para que esto haya sucedido puede explicarse en actividades como la agricultura, pues, según MapBiomas, casi la totalidad de conversión de bosques naturales se llevó a cabo para esa actividad.

“Los bosques son importantes no solo para mantener el equilibrio climático, sino también para proteger los servicios ecosistémicos vitales para la sociedad y su economía. La continua pérdida de bosques plantea una amenaza directa a la biodiversidad, la calidad del agua, la seguridad alimentaria y la regulación climática”, dijo Julia Shimbo, Coordinadora Científica de MapBiomas, en un comunicado emitido este 20 de octubre.

El Amazonas también alberga bosques inundables, una nueva categoría que MapBiomas comenzó a monitorear a partir de este 2023. Son formaciones que se establecen a lo largo de los cursos de agua, ocupando llanuras que se inundan periódica o permanentemente. Su importancia, según Luis Oliveira Jr., investigador del equipo Amazonas de MapBiomas, radica en que proporcionan varios servicios ecosistémicos esenciales, albergan una biodiversidad única, actúan como sumideros de carbono, regular el ciclo hidrológico y el caudal de los ríos. Además, mantienen hábitats acuáticos y proporcionan recursos naturales para las comunidades locales.

“Sin embargo, estos ecosistemas enfrentan graves amenazas, derivadas principalmente de la actividad humana, como la deforestación, la minería, la construcción de infraestructura, el cambio climático, los incendios, la tala no sostenible y la contaminación del agua. La protección y el manejo sustentable de estas áreas son cruciales para la preservación de la biodiversidad, el mantenimiento de los servicios ecosistémicos y la integridad de estos ecosistemas únicos en la región amazónica”, señaló Oliveira, pues, en su reciente informe, MapBiomas mostró que, entre 1985 y 2022, se perdieron 430 mil hectáreas de bosques inundables en la Amazonía.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar