16 Sep 2019 - 11:16 p. m.

Ante el aumento de contaminación, Nepal prohibirá los plásticos en el Everest

Ante el exceso de contaminación que suele presentarse esa zona, ese país no permitirá los plásticos de un solo uso a partir de 2020.

- Redacción Medio Ambiente

A finales de mayo sucedió algo histórico en el monte Everest. Cerca de 200 montañistas que intentaban alcanzar la cima se encontraron con una larga fila antes de llegar a su meta. El insólito atasco, que retuvo a los escaladores durante unas dos horas en una zona con bajo oxígeno, era el resultado de un fenómeno que ha inquietado a las autoridades: el exceso de visitantes. Se trata de un problema que ha generado otro que parece incontenible: la contaminación. (Lea En imágenes: el lado mas cómico de la naturaleza)

Unos días antes de que la fotografía de la inmensa fila se popularizara en redes sociales, un equipo voluntario de limpieza había recogido tres toneladas métricas de basura. “El Everest”, habían dicho, “se está convirtiendo en el vertedero más alto del planeta”. Latas, botellas de plástico, bolsas y empaques de comida fueron algunos de los principales elementos que encontraron. (Lea La biblia de biodiversidad que no todos los biólogos aceptan)

Para contener la gran cantidad de desperdicios que son arrojados en esa montaña, las autoridades de Nepal tomaron una decisión radical: van a prohibir los plásticos de un solo uso a quienes quieran escalar.

La medida, que entrará en vigor a partir del 1 enero de 2020, fue adoptada por el municipio de Khumbu Pasang Lhamu, ubicado en el distrito nororiental de Solukhumbu.

Como le dijo a EFE Ganesh Ghimire, principal administrativo de aquella zona, la prohibición incluirá bolsas, pitillos y botellas de menos de 30 micras de espesor, pues la hidratación es esencial a la hora de realizar el ascenso. Las latas de metal sí serán aceptadas.

Además, para evitar que los turistas arrojen basura a lo largo de su travesía, las autoridades han elevado el precio de escalar al Everest: lo elevaron de US$11 mil a US$35 mil, un valor que deberán pagar los 2 millones de extranjeros que busca atraer Nepal.

Ya en 2014 el Gobierno había tomado una medida para frenar la contaminación del Everest: había obligado a cada miembro de las expediciones regresar con, al menos 8 kilos de basura. De lo contrario, deberían pagar US$4 mil. Sin embargo, la regla solo aplicaba para quienes ascendieran hasta la cima y no para el resto de excursionistas.

Temas relacionados

NepalPlásticoEverest
Comparte:
X