Publicidad
24 Mar 2022 - 1:00 p. m.

Adecuación de tierras, una apuesta para el desarrollo de la agricultura

Información institucional

En Colombia avanza la política que busca mejorar la productividad de medio millón de hectáreas, mediante modernización del agro colombiano. La construcción de infraestructura física para riego, drenaje y protección contra inundaciones es la base de este proyecto.

Adecuación de tierras, una apuesta para el desarrollo de la agricultura
Foto: Cortesía ADR

Colombia cuenta con 18,4 millones de hectáreas con aptitud agropecuaria, según la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), 2018; sin embargo, solo el 33,3 % de estas unidades de producción del país utilizan algún tipo de riego para el desarrollo de sus actividades, lo que ha implicado baja productividad y disminución en la sostenibilidad ambiental de los sistemas productivos del agro colombiano.

Ante este panorama nació la política de adecuación de tierras (ADT), un servicio público integrado por riego, drenaje y protección de inundaciones, “con acciones complementarias para mejorar la productividad, los ingresos de los productores y sus condiciones de vida a través de un manejo integral, eficiente y sostenible dentro del ordenamiento productivo territorial”, según UPRA, 2015.

Esta nueva política de adecuación de tierras, establecida a través del COnpes 3926, señala un marco estratégico orientado a mejorar los índices de productividad, competitividad y sostenibilidad ambiental por los próximos 20 años (2018 a 2038) en el campo colombiano. Contempla cuatro objetivos específicos:

1. Consolidar información para mejorar la planificación, implementación, seguimiento y evaluación de la política.

2. Promover la coordinación interinstitucional para mejorar la ejecución de los proyectos integrales.

3. Mejorar la eficacia y eficiencia de las inversiones para lograr un mayor impacto en la productividad y competitividad agropecuaria.

4. Actualizar el marco legal para la implementación de la política.

Asimismo, la aplicación de esta política en el agro colombiano busca que con los sistemas de riego exista una transición hacia productos de mayor rendimiento y alto valor, como lo son los cultivos de frutas y hortalizas, lo que lleva a mayores ingresos para los agricultores y sus familias. La irrigación, por su parte, permite la regularización de producción agropecuaria y, por ende, la de ingresos agropecuarios y rurales.

Con estas acciones, las zonas de Colombia donde se utiliza el riego se han visto favorecidas por la reducción de las tasas de pobreza total y extrema. Muchos actores involucrados y beneficiados con la política reportan mejoras en los niveles de nutrición, salud e higiene, mayor seguridad alimentaria y acueductos más modernos. Es decir, es una iniciativa que busca mejores condiciones de vida de la población rural del país.

La ADT está enmarcada dentro de la estrategia de transformación del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, con el que se busca impulsar la competitividad rural y el crecimiento verde que logre un desarrollo sostenible a largo plazo. De igual manera, la ADT responde a aspectos del Acuerdo de Paz, firmado entre el Gobierno Nacional y las Farc-Ep, en el que se establecieron lineamientos para impulsar la economía campesina, familiar y comunitaria, en donde la infraestructura de riego y drenaje es clave para este fin.

La iniciativa es liderada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, cuenta con la asistencia técnica de la Unidad de Planificación Rural, que se encarga de la financiación de estudios de preinversión, identifica el predio, revisa la factibilidad del mismo y hace diseños detallados para proyectos nuevos, así como financia la construcción de infraestructura de riego y drenaje, y administra, opera y rehabilita muchos de los distritos existentes en el país.

Dentro de los retos de la ADT se encuentra el desarrollo de alianzas público-privadas, creación de un sistema tarifario, infraestructura vial, asistencia técnica, sistemas de comercialización, innovación y formalización en la propiedad de la tierra. Asimismo, para 2022 se tiene como desafío principal el tramitar el aval fiscal Confis, el Conpes de Declaración de Importancia Estratégica y Vigencias Futuras para contratar la terminación de las obras de construcción de los Distritos Estratégicos de Mediana Escala San Juan del Cesar - La Guajira y Tesalia-Paicol (Huila).

Según el documento Conpes, desde su implementación en 2018, se realizará una inversión de $15,4 billones, donde se ampliará la cobertura en 500 mil hectáreas.

¿Qué debes tener en cuenta para acceder a este servicio?

Los Distritos de Riego se diseñan y construyen para beneficiar a varios productores, mínimo 30, dado que se trata de obras de ingeniería comunes. La población debe unirse o asociarse e iniciar la ruta de atención de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), compuesta por seis (6) pasos. Para conocerlos ingresa aquí.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.