22 Apr 2021 - 5:19 p. m.

En el Día del Agua, WWF llama a proteger este recurso #aH2Ora

La naturaleza y los seres humanos estamos hechos prácticamente de agua. Además, es usada en la producción de casi todo lo que comemos y usamos. Por eso, el 22 de marzo la organización invita a un movimiento digital en su defensa. Información institucional.

Redacción BIBO

El agua es el recurso más preciado del planeta, esencial para la salud, los alimentos, la energía y el buen funcionamiento de la naturaleza. Y, en Colombia, es una de nuestras mayores riquezas naturales. Por eso, el 22 de marzo se conmemorará el Día Mundial del Agua, y para ello la organización de conservación WWF, conocida por el logo de la panda, se tomará internet con el H2O, la fórmula química del agua.

El movimiento digital, ideado por la agencia Pangea, busca que organizaciones, empresas, medios de comunicación, generadores de contenido digital o cualquier usuario de internet incluya en sus publicaciones el H2O. Todo el que quiera participar deberá escribir las palabras que tengan la combinación de letras HO con un 2 intermedio. Por ejemplo, “hogar” sería “H2Ogar”.

Los mensajes que incluyan esta fórmula química no necesariamente tienen que ver con agua; justamente el ejercicio es evidenciar cómo ésta está en todo sin tener que hablar de ella, y así llamar la atención sobre su importancia en nuestras vidas y la del planeta. Este líquido transparente está prácticamente en todo lo que somos, vemos, comemos y usamos. El planeta es 70% agua; los animales, entre un 60% y 80%, y nuestro cerebro, un 70%.

Además de que somos prácticamente agua, muchos de los productos que consumimos necesitan grandes cantidades de este recurso para su elaboración. Solo producir medio litro de gaseosa requiere hasta 175 litros de agua, y un par de jeans, cerca de 8.000. Para crear carros, muebles, libros y productos electrónicos también se necesita agua.

Sin este líquido tampoco podríamos cultivar y no habría nada que pescar. Producir un kilo de arroz requiere entre 3.000 y 5.000 litros y un kilo de papas, unos 500. Además, las pesquerías de agua dulce proporcionan alimentos a 200 millones de personas y medios de vida para 60 millones.

Esto sin mencionar el rol que tiene en el funcionamiento de los ecosistemas. Los océanos producen la mitad del oxígeno que respiramos y son esenciales para regular el clima.

Colombia tiene la fortuna de ser rica en recursos hídricos. Cuenta con seis nevados, 44% de los páramos de Sudamérica, cinco vertientes hidrográficas, 30 grandes ríos, 1.277 lagunas y más de 1.000 ciénagas. Pero estas cifras pueden ser malinterpretadas; a pesar de esa riqueza, el agua apta para consumo escasea.

La mayoría del agua del mundo es salada, solo el 2,5 es dulce. Y, de ese porcentaje, una importante fracción está congelada en los polos. Eso deja a los humanos con acceso a menos del 1% del agua dulce del mundo.

El cambio climático, el crecimiento poblacional y económico y la mala gestión del recurso han ocasionado que en algunos lugares haya poca agua y en otros mucha. Más de la mitad de las megaciudades del mundo experimentan escasez o sequía y, actualmente, más de 2.000 millones de personas no cuentan con acceso a agua potable.

Esta carencia tiene preocupantes impactos en la calidad de vida de las poblaciones, especialmente en su salud. En aquellas comunidades con acceso limitado o nulo a agua potable, prevalecen las enfermedades diarreicas, causando altas tasas de mortalidad infantil y desnutrición.

Por décadas, las actividades humanas y hábitos cotidianos han puesto en riesgo este recurso. Se estima que cada 60 segundos el equivalente a un camión lleno de plástico se arroja al mar, lo que pone en riesgo la biodiversidad marina y el funcionamiento de todos los ecosistemas.

Por otro lado, la minería contamina los ríos con mercurio y otros químicos, haciendo al agua tóxica, y el crecimiento de los niveles de producción pone mayor presión en este recurso. Según la OCDE, se prevé que la demanda mundial de agua aumente en un 55% para 2050.

Con la campaña H2O, WWF espera concientizar a la ciudadanía de los riesgos que se ciernen sobre este recurso e invitar a su protección. El movimiento digital tendrá una duración de 24 horas y convoca a todos los usuarios digitales del país.

Aquellos que participen podrán usar el hashtag #aH2Ora y etiquetar a WWF Colombia en sus publicaciones (Facebook, Twitter o Instagram). El lema de la campaña es abogar por el cuidado del agua porque “es la riqueza que debemos proteger #aH2Ora”.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete