15 Jun 2021 - 1:48 p. m.

En la “Onda” de la investigación

Los habitantes de las zonas de influencia de ISAGEN suelen convivir con problemáticas que afectan a sus comunidades: problemas asociados a la cantidad o calidad del agua disponible, cambios asociados a la variabilidad climática, pérdida de biodiversidad y de coberturas vegetales, entre otros. La solución a estos problemas muchas veces está asociada a la capacidad de involucrar a más personas para la búsqueda de soluciones efectivas y duraderas.

Redacción Bibo

Este es el propósito de ISAGEN al apoyar el programa Ondas: que sean los niños y jóvenes, como representantes de sus comunidades, los que se interesen por aportar desde su ámbito académico a la solución de las problemáticas que aquejan sus entornos.

Ondas en Antioquia se realiza a través del Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia –CTA– y de los 65 grupos de investigación escolar con los que cuenta el departamento, 30 de ellos hacen parte de nuestras áreas de influencia en 10 municipios: siete del Oriente Antioqueño (hogar de las centrales San Carlos, Jaguas y Calderas), los municipios antioqueños de Sonsón (zona de influencia de Miel) y Puerto Berrío, que junto a Cimitarra en Santander son el hogar de la central Termocentro.

ISAGEN lleva más de 16 años apoyando el programa mediante alianzas estratégicas y hace parte del Comité departamental, tiempo en el cual ha invertido más de $1.700 millones de pesos y beneficiado alrededor de 10 mil niños y jóvenes de zonas rurales y casi 1.000 docentes.

Este proyecto posibilita que las comunidades educativas de las zonas de influencia donde hacemos presencia con nuestras centrales de generación de energía, en su mayoría rurales, se beneficien de una estrategia pedagógica que favorece la apropiación social del conocimiento a través de la investigación escolar.

Cada grupo elige un tema de interés del contexto en el que viven; por ejemplo: cambio climático, conservación de microcuencas, polinizadores, etc. y el programa les permite trabajar en red con otras sedes de conocimiento como universidades o la Empresa, ya que a través del voluntariado corporativo se acompañan algunos grupos con conocimiento.

Entre sus beneficios está la democratización de la educación, el intercambio de conocimiento entre los entornos rurales y urbanos e incluso la posibilidad de que algunos grupos de ISAGEN hayan salido a representar al país en ferias de ciencia y tecnología; por ejemplo, en Brasil el año pasado con el grupo de investigación “Defensores del agua” del municipio de San Rafael, Antioquia.

Estos últimos meses y por causa de la pandemia, se diseñaron estrategias para superar la falta de conectividad de algunas zonas rurales y se logró avanzar en las investigaciones gracias a iniciativas como los módulos “Ondas en casa”, que buscan que los grupos continúen activos desde su casa a través de estrategias virtuales y radiales.

El principal logro es que año tras año, sin importar las distancias ni las adversidades, se han generado impactos positivos en las comunidades de nuestras áreas de influencia; no solo en lo académico, sino principalmente en sus vivencias como sujetos activos que transforman problemáticas sociales, políticas, ambientales y económicas, en soluciones reales que surgen de las vivencias y aprendizajes de niños, jóvenes y maestros “Ondas”.

CONTEXTO

El Programa Ondas es una estrategia del Ministerio de Ciencia de Colombia, que tiene por objetivo promover el interés por la investigación durante la etapa escolar y el desarrollo de actitudes y habilidades que les permitan insertarse activamente en una cultura de la ciencia, la tecnología y la innovación.

Para el logro de este propósito se ha desarrollado una propuesta pedagógica y metodológica que genera las condiciones que les permiten a los jóvenes realizar investigación sobre problemas reales de su contexto, construyendo conocimiento que aporta a su solución.

Cuenta con más de 15 años de implementación en todo el territorio nacional, tiempo en el cual ha logrado la participación de más de 4 millones de niños, niñas y jóvenes, organizados en grupos de investigación, a los cuales se han vinculado más de 100 mil maestros.

Comparte:
X