Publicidad
10 Mar 2022 - 1:00 p. m.

La Extensión Agropecuaria: más allá del cultivo, le apuesta al desarrollo integral del campo colombiano

Información institucional

Colombia avanza en la implementación del servicio público de Extensión Agropecuaria, una estrategia integral que impulsa el desarrollo económico, social y ambiental del territorio y el fortalecimiento de las capacidades de familias y pequeños y medianos productores rurales que ahora, gracias a la tecnología digital, llega a más personas, garantizando mayor inclusión social y productiva en el país.

La Extensión Agropecuaria: más allá del cultivo, le apuesta al desarrollo integral del campo colombiano
Foto: El Espectador - David Campuzano

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) , más de 4’032.000 personas trabajaban en el campo en 2018; es decir, se ocupan de actividades rurales como la producción de alimentos o la ganadería. Sin embargo, el Censo Nacional Agropecuario de 2014 —el más reciente— reveló que, de las cerca de 2,7 millones de unidades productivas agropecuarias, solo el 9,6 % (259.200) habían recibido lo que se conocía en ese momento como “asistencia técnica”, evidenciando el gran vacío que existía en este acompañamiento.

Por eso, en 2015, nació la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR), con la misión de ejecutar una política agropecuaria más integral, que gestione la cofinanciación de proyectos productivos, con foco en la prestación del servicio público de extensión agropecuaria, pero también en la adecuación de tierras y el fortalecimiento de procesos comerciales y asociativos; acciones que, junto a la puesta en marcha, en diciembre de 2017, del Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria (SNIA), le apuestan a mejorar la productividad, competitividad y sostenibilidad del sector.

Víctor Perdomo hace parte de ese número de personas que trabajan la tierra y que ahora acceden a un acompañamiento —ya no a una asistencia o visita técnica agronómica—, donde se valoran sus saberes locales y no solo se transfiere conocimiento “de arriba hacia abajo”. Víctor nació en el campo, en Chaparral, Tolima, y desde siempre ha estado rodeado por cultivos de café y yuca y criaderos de cerdos. Para él, hacer parte del campo es una de las cosas más lindas que le ha pasado, “aprender a valorar el suelo, el agua, los animales, es increíble”, relata este campesino que roza los 46 años y quien gran parte de su vida se vio golpeado por la violencia, razón que lo llevó a trasladarse al Líbano por un tiempo.

“Cuando volví a Chaparral, con mi esposa y mi hijo, empecé de nuevo en la labor del campo y fue como conocí el Servicio Público de Extensión Agropecuaria”, cuenta Perdomo. Como él, más de 3.000 personas de los municipios de Chaparral, Rioblanco, Ataco y Planadas, entre otros, son beneficiarias de este servicio a través de la ADR, el cual fue creado con la Ley de Innovación 1876 de 2017 , que está orientada a recomendar, actualizar, intercambiar, empoderar y generar competencias en los productores rurales de Colombia, para que incorporen prácticas, tecnologías, conocimientos y comportamientos que beneficien su desempeño y mejoren su competitividad y sostenibilidad.

Para dar cumplimiento a este carácter más completo, la extensión agropecuaria trabaja cinco dimensiones: desarrollo de capacidades humanas integrales; desarrollo de capacidades sociales integradas; acceso y aprovechamiento efectivo de la información y las tecnologías de información; gestión sostenible de los recursos naturales y participación en espacios de política pública sectorial. Lo que hace que este enfoque dé lugar a un esquema holístico donde el territorio, el ambiente, los procesos sociales y la inclusión económica se interrelacionan. De allí que la política agropecuaria del país esté alineada en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) con la política de Crecimiento Verde, que procura una producción ambientalmente amigable en las diferentes líneas productivas; y el Pacto “Campo con progreso”, una alianza que ha permitido dinamizar el desarrollo, la productividad y la competitividad de la Colombia rural.

Extensionismo digital

Pero la extensión agropecuaria también ha llegado ahora al campo de manera digital. Una de las nuevas apuestas de la asistencia técnica integral es la metodología digital, que fue lanzada el año pasado por la ADR para ampliar el universo de atención, haciendo frente a los desafíos que trajo la pandemia con la no presencialidad. “Ahora los productores tenemos acceso a tecnologías y a la formación que nos brinda la política de extensión agropecuaria de una forma más fácil. Ahora el teléfono no solo nos sirve para contestar llamadas; por medio de él, podemos consultar a profesionales o extensionistas, quienes nos orientan sin ningún problema”, explica Manuel de Jesús Sánchez, líder comunitario, agricultor y beneficiario de la extensión agropecuaria digital en Ocaña, Norte de Santander.

Según Sánchez, quien conoció esta herramienta por medio de la Secretaría de Desarrollo de Ocaña, la ventaja es que, a pesar de la digitalización que incorporó la política, el equipo técnico y experto no ha dejado de visitar sus tierras para hacer control de los procesos. “Dentro de las capacitaciones nos han enseñado sobre el control de plagas y enfermedades, y el manejo de terneros, entre otros temas que, aunque uno cree saber por llevar mucho tiempo en el campo, la verdad es que ellos también nos refuerzan con sus saberes en esta ardua labor del campesino”, dice.

La vinculación tecnológica en la extensión agropecuaria y el acceso a capacitación por parte del sector rural es un avance de esta herramienta digital, pues con el establecimiento del SNIA, en 2017, la ADR también ha podido impulsar la productividad y competitividad, contribuyendo al incremento de la inversión en el campo, que se traduce en mejores ingresos y trabajos de calidad, oportunidades de crecimiento para los pequeños productores y el aprovechamiento del potencial del sector rural.

“Ahora no solo sabemos el tema del cultivo, también hemos sido capacitados en los buenos manejos de los residuos y de los productos, lo que nos ha permitido ser más competitivos como productores y vender más. Entregamos mejores alimentos a nuestros consumidores”, explica Víctor Perdomo, quien refuerza que, gracias a este servicio, ha logrado organizarse mejor en su finca. “La participación en la Feria Agroexpo fue importante, pues conocimos más del agro, de lo que pide el mercado y de las necesidades que tenemos”, añade.

Más innovación para más eficiencia

La ADR y el Ministerio de Agricultura, con el apoyo de la Unión Europea, vienen trabajando juntos desde hace varios años en materia de extensión agropecuaria, adecuación de tierras y comercialización. Es así como se han destinado cerca de $26.000 millones bajo la figura de Apoyo Presupuestario al Desarrollo Rural en Colombia para apoyar todas las modalidades de extensión agropecuaria que implementa la ADR.

Con la estrategia digital, el brindar asistencia técnica integral a productores rurales no se ha detenido en pandemia, beneficiado desde 2021 a más de 150.000 usuarios. También se han mejorado y fortalecido otras herramientas de extensión que permiten ampliar la cobertura del servicio, articulando a 210 municipios y 18 departamentos, con quienes se firmaron convenios que llegan a 41.671 usuarios de estas regiones, quienes accederán además a educación financiera. En 2022 se lanzará un nuevo instrumento de extensión agropecuaria con gremios productivos.

Capacitar a quienes capacitan

Como en todos los procesos educativos, es clave garantizar que quien transmita el conocimiento tenga todas las herramientas para hacerlo. Pensando en esto, la ADR invirtió cerca de $5.000 millones para fortalecer a más de 3.000 extensionistas que se graduaron en febrero de 2022. “Nosotros vemos en la figura de ustedes el mejor canal. Son quienes nos ayudan a bajar la política pública, quienes pueden mirar a los ojos del productor, entender la realidad de su tierra y agregarle valor. Ustedes son los que logran que haya un productor diferente después del extensionismo”, expresó Ana Cristina Moreno Palacios, presidenta de la ADR, al referirse al valor de estos profesionales que contribuyen con su conocimiento técnico y capacitaciones a mejorar el bienestar de los campesinos para elevar su calidad de vida.

La graduación se dio gracias al convenio entre la ADR y la Universidad Nacional de Colombia (UNAL). “Nos ha permitido llegar a todo a todo el país. Es un semillero para seguir creando conciencia y utilizando estas herramientas que nos da la ley. Me siento orgullosa de ser una mujer rural, viviendo en San Pablo de Borbur, Boyacá. Estamos construyendo patria y mostrando a Colombia ante el mundo”, dice Vivian Escallón, docente del Diplomado en Extensión Rural.

Por su parte, Juan Gonzalo Botero Botero, viceministro de Asuntos Agropecuarios, señaló que “un buen manejo de las técnicas de extensión agropecuaria permitirá que nuestros productores implementen mejores prácticas y se sientan respaldados por un profesional que conoce”.

Otros avances en el Sistema Nacional de Innovación

Además de la puesta en marcha de estas acciones de extensión en campo ya mencionadas, la Unión Europea (UE), la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) a través de la Asistencia Técnica para el Desarrollo Rural, han venido apoyando al MADR, la ADR y otras entidades del sector a construir la arquitectura y los cimientos del Subsistema de Extensión. Vale destacar el acompañamiento para la formulación de los Planes Departamentales de Extensión Agropecuarias (PDEA), el diseño y puesta en marcha del Instrumento de registro y clasificación de usuarios de SNIA, el avance en la reglamentación del Fondo de Extensión, los cursos de extensionismo con el SENA y el modelo de extensionismo e indicadores acorde a las cinco dimensiones contempladas en la Ley 1876. Estos insumos son fundamentales para el escalonamiento y la sostenibilidad del SNIA en Colombia, y la mejora de la competitividad, la conservación ambiental y la inclusión socioeconómica de los pobladores rurales.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.