20 Nov 2022 - 2:00 p. m.

¿A qué hora se nos ocurrió pelear con los ríos?

Las graves inundaciones que está viviendo gran parte del país tienen un factor común: la equivocada gestión del agua, en un país atravesado por múltiples ríos. El gran desafío es cómo ordenar la casa en un escenario en el que habrá, posiblemente, lluvias más extremas.

Juan Diego Quiceno

Periodista de Vivir

María Paula Lizarazo

Periodista de Amazonia y Ambiente

Sergio Silva Numa

Editor Salud - Medio Ambiente - Ciencia - Educación

Paula Casas Mogollón

Medio Ambiente, Ciencia, Salud y Educación.
Cerca de 270 personas han muerto en la crisis  invernal y 6.755 viviendas fueron destruidas. / AFP
Cerca de 270 personas han muerto en la crisis invernal y 6.755 viviendas fueron destruidas. / AFP
Foto: AFP - STR

Mientras usted lee estas líneas, hay más de 743.000 personas damnificadas en Colombia por culpa de las lluvias. Otras 270 han muerto y muchísimas han perdido sus casas. Hasta el pasado viernes, el invierno había destruido 6.755 viviendas. Para quienes estamos en la comodidad de un apartamento en una ciudad, es difícil imaginar qué significa perder un hogar en cuestión de minutos. Por más imágenes que muestren los periódicos y noticieros de televisión, es imposible traducir la sensación de quedarse sin techo, cama ni enseres porque se desbordó una quebrada o un río o se derrumbó un pedazo de montaña.

Eso ha pasado en Chimí, un corregimiento de San Martín de Loba, en Bolívar. El jarillón que defendía a sus pobladores del río Magdalena se rompió los primeros días de noviembre y, desde entonces, todo ha sido caos. Yulieth Rangel, concejal, cuenta que su barrio aún está bajo el agua. De las 105 casas que lo conformaban ninguna se salvó y quienes las habitaban tuvieron que desplazarse ante la tragedia. Yulieth resume lo que ha pasado estas semanas: todos perdieron su calidad de vida.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.