Alta velocidad de los barcos sigue poniendo en riesgo la vida de las ballenas francas

Pese a las restricciones, la mayoría de las embarcaciones exceden los límites de velocidad en las zonas designadas para la protección de esta especie, que se encuentra en peligro crítico de extinción.

21 de octubre de 2023 - 05:42 p. m.
La ballena franca está “en peligro crítico” de extinción en la Lista Roja de la UICN. La reducción de su población se debe a una combinación del aumento de mortalidad por colisiones con embarcaciones o enredos en artes de pesca, y una baja tasa de reproducción. /Foto Marianna Hagbloom, New England Aquarium, UICN.
La ballena franca está “en peligro crítico” de extinción en la Lista Roja de la UICN. La reducción de su población se debe a una combinación del aumento de mortalidad por colisiones con embarcaciones o enredos en artes de pesca, y una baja tasa de reproducción. /Foto Marianna Hagbloom, New England Aquarium, UICN.
Foto: Marianna Hagbloom, New England Aquarium, UICN.

La vida de las ballenas francas del Atlántico norte, una especie en peligro crítico de extinción, está en riesgo debido a que la mayoría de los barcos navegan a toda velocidad, por las “zonas lentas” que fueron diseñadas para proteger a estos mamíferos. Así lo afirma un nuevo informe de Oceana, una organización internacional de defensa centrada en la conservación de los océanos.

La organización analizó las velocidades de las embarcaciones desde noviembre de 2020 hasta julio de 2022 en zonas lentas establecidas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) a lo largo de la costa este de EE. UU. y encontró que el 84% de las embarcaciones aceleraron a través de zonas lentas obligatorias, y el 82% lo hicieron a través de zonas voluntarias.

El informe también encontró que un promedio de 85% de los barcos navegó a toda velocidad por el área que se extiende desde Wilmington, Carolina del Norte, hasta Brunswick, Georgia. Los barcos con bandera de Estados Unidos, Panamá, las Islas Marshall, Liberia y China tuvieron la mayor cantidad de violaciones a la norma. (Lea: Providencia ya está en pie, ahora hay que darlo todo para salvar a sus manglares)

Esta situación genera preocupación, teniendo en cuenta que los choques con embarcaciones son una de las principales amenazas para las ballenas francas del Atlántico norte, que pueden causar la muerte o lesiones por traumatismos con objetos contundentes o cortes de hélices, de acuerdo con Oceana.

Estudios anteriores han encontrado que limitar la velocidad de los barcos de 65 pies o más, a 10 nudos, reduce entre un 80% y un 90% el riesgo de muerte de una ballena franca del en esa zona. (Lea: Los huracanes del Atlántico podrían fortalecerse más rápido en 24 horas, ¿por qué?)

Aunque las restricciones de velocidad actuales solo se aplican a embarcaciones de 65 pies o más, el estudio encontró que tres de los cuatro choques conocidos de parejas de madre y cría desde 2020 han involucrado embarcaciones de entre 35 y 65 pies.

“Está claro que los barcos todavía no respetan los límites de velocidad y continúan haciendo del océano un lugar peligroso para las ballenas francas del Atlántico norte. Una y otra vez vemos lo que sucede cuando las lanchas rápidas y las ballenas francas chocan. Incluso una sola muerte causada por humanos es demasiada para que esta población la sostenga”, expresó a través de un comunicado el director de campaña de Oceana, Gib Brogan.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar