2 May 2022 - 4:50 p. m.

Detectan 58 compuestos farmacéuticos en una especie de pez que habita el mar Caribe

Científicos encontraron 58 compuestos farmacéuticos en una popular especie que suele habitar el mar Caribe. En un solo ejemplar hallaron 17 de estos productos, entre ellos antibióticos, antidepresivos y medicamentos para la próstata.
Imagen del "Albula vulpes".
Imagen del "Albula vulpes".
Foto: Brian Gratwicke - Wikimedia - Creative Commons

El macabí o macabijo, como lo llaman en algunos lugares, es un pez famoso por su velocidad. En aguas saladas, sus ejemplares, que también tienen unas escamas plateadas, se mueven tan rápido que en ciertos países suelen apodarlos los “fantasmas grises”. Pero las poblaciones de Albula vulpes, su nombre científico, han empezado a disminuir en Florida, en Estados Unidos, y unos investigadores creen que puede ese fenómeno puede estar relacionado con un grave problema: la contaminación por medicamentos usados por los humanos. (Lea Seaflower, un refugio natural de tiburones que está bajo amenaza)

Así lo revelaron hace poco en un estudio, liderado por investigadores de la Universidad Internacional de Florida (FIU), en el que analizaron 93 individuos de macabí. Tras tomar muestras durante los últimos tres años, descubrieron que todos dieron positivo, al menos, para un fármaco. Antidepresivos, antibióticos, opioides, medicamentos para el corazón y para la próstata fueron algunos de los que identificaron con más frecuencia.

Como lo señalan en un breve documento en el que resumieron sus resultados, los investigadores detectaron 58 compuestos farmacéuticos. En promedio, observaron 7 de ellos en cada pez. En uno, encontraron 17 compuestos, de los cuales 8 eran antidepresivos. En ocasiones, las cantidades eran incluso superiores al nivel terapéutico recomendado para seres humanos.

Tal y como le dijo al diario inglés The Guardian Jennifer Rehage, ecologista de peces y profesora asociada de la FIU, a pesar de que se debe estudiar mucho más el impacto de la contaminación farmacéutica en las especies marinas, es posible que estos productos se conviertan en un problema para estos animales. Al menos, por el momento, recalcaba, es un asunto muy preocupante.

Además, como sugerían los datos recopilados por el periódico inglés, el equipo de científicos encontró que en otros animales de los que se alimenta el macabí también había rastros de medicamentos. Camarones, cangrejos y peces pequeños fueron otras de las especies en las que hallaron, en promedio, once contaminantes farmacéuticos.

Sin embargo, aclararon los investigadores, aún no es claro si las poblaciones del macabí han disminuido debido a estos productos, pero según le dijo a The Guardian Elena Fabbri, profesora del departamento de Ciencias biológicas, geológicas y ambientales de la Universidad de Bolonia (Italia), la contaminación farmacéutica sí puede incidir en “el comportamiento de los peces, y también puede afectar su capacidad de reproducción y su sistema endocrino”.

En el caso colombiano, ya hay algunas pistas claras sobre cómo este tipo de productos están contaminando los ríos. Hace poco más de un mes, por ejemplo, una investigación internacional publicada en la revista PNAS mostró lo que estaba sucediendo en varios cuerpos de agua del mundo, incluido el río Cauca. De los 61 compuestos que analizaron, detectaron 19 en esta gran arteria.

Les las últimas noticias sobre ambiente en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias