4 Mar 2022 - 7:29 p. m.

Embalse Los Besotes: la disputa por el agua en Valledupar

El Gobierno de Iván Duque revivió el interés por el Embalse Multipropósito Los Besotes con la contratación de estudios de factibilidad. Pero, ad portas de su salida, el proyecto podría quedarse en el papel. Las comunidades indígenas kogui, wiwa, arhuaco y kankuamo se oponen a represar el río, mientras que el acceso al agua en la capital vallenata sigue siendo crítico.

Carlos Mario Jiménez*

El agua del río Guatapurí desciende desde la Sierra Nevada y llega así de cristalino a la comunidad de Ikarwa, asentamiento arhuaco, donde temen por la construcción de Los Besotes.
El agua del río Guatapurí desciende desde la Sierra Nevada y llega así de cristalino a la comunidad de Ikarwa, asentamiento arhuaco, donde temen por la construcción de Los Besotes.
Foto: Joaquín Ramírez

A unos 10 kilómetros de Valledupar, el Gobierno colombiano estudia la posibilidad de construir el Embalse Multipropósito Los Besotes, proyecto ubicado en zona rural del municipio, sobre Ikarwa, territorio donde habitan familias arhuacas que lo consideran como “el lugar donde nació el espíritu”.

De Los Besotes —que recibe su nombre por una especie de pez de la familia Pataló— se habla desde 1972, cuando se realizó un estudio de factibilidad por parte del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora).

Síguenos en Google Noticias