Las orcas posmenopáusicas protegen a sus crías machos de agresores, pero no a las hembras

Para los científicos tiene sentido que esto se evidenciara con los machos. ¿Por qué?

21 de julio de 2023 - 02:22 p. m.
Las orcas hembras viven alrededor de 90 años y más de 20 después de la menopausia.
Las orcas hembras viven alrededor de 90 años y más de 20 después de la menopausia.
Foto: Centro para la Investigación de Ballenas. Kenneth Balcomb.

En un artículo publicado en la revista Current Biology, científicos evidenciaron que las orcas posmenopáusicas protegen a sus crías, de modo que no se lastimen fuertemente en peleas con otras orcas. Según el estudio, los machos quedan con menos marcas de dientes -que se vuelven cicatrices- cuando la madre, que ya ha dejado de reproducirse, está presente. Sin embargo, esto mismo no se evidenció en las crías hembras.

Los investigadores analizaron alrededor de siete mil fotografías de orcas que se encuentran frente a la costa del Pacífico de Norteamérica, las cuales han sido rastreadas durante 50 años. Al no tener depredadores naturales, además de los humanos, las cicatrices por marcas de dientes tienen como única causa las peleas con otras orcas.

(Lea: La autoridad que regula la pesca en Colombia ya tiene nuevo director. ¿Quién es?)

Según explicó Charli Grimes, investigadora en la Universidad de Exeter y autora principal del estudio, para The Guardian, “la motivación de este proyecto fue realmente tratar de comprender cómo estas hembras post-reproductivas están ayudando a sus crías”.

Las orcas hembras viven alrededor de 90 años y más de 20 después de la menopausia. Según estudios anteriores, las orcas posmenopáusicas ayudan a aumentar la vida útil de sus hijos y nietos, llevando a sus manadas los peces que capturan. Para la investigadora, los resultados del estudio “destacan una nueva vía por la cual la menopausia es adaptativa en las orcas”.

(Lea: Bolsas de plátano y yuca para detener la contaminación plástica en el Amazonas)

Para los investigadores tiene sentido que se evidenciaran menores marcas en las crías machos. “Los machos pueden reproducirse con múltiples hembras, por lo que tienen más potencial para transmitir los genes de su madre. Además, los machos se reproducen con hembras fuera de su grupo social, por lo que la carga de criar a la cría recae en otra manada”, señaló.

(Lea: La Nasa advierte que julio podría ser el mes más cálido jamás registrado)

Por ahora no es claro cómo las madres inciden en que los enfrentamientos sean menos agresivos para los machos. Según Grimes, “podría ser que usen su conocimiento mejorado de otros grupos sociales para ayudar a sus hijos a navegar en interacciones riesgosas. Podrían estar indicándoles a sus hijos que eviten el conflicto”. Aunque también es una posibilidad que se involucren en los conflictos.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar