Pez basa genera “graves consecuencias para la biodiversidad”: ministra de Ambiente

A mediados de esta semana, la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, señaló que si el pez basa fuera una especie que amenazara algún ecosistema “seguro ya lo habría devastado”. Sin embargo, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, asegura que es “una especie invasora con graves consecuencias para la biodiversidad” y una “amenaza en el medio natural (...)”.

29 de junio de 2024 - 05:45 p. m.
Pez basa fresco es vendido en puestos de mercado de Neiva, la capital de Huila, el departamento con mayor producción acuícola de Colombia.
Pez basa fresco es vendido en puestos de mercado de Neiva, la capital de Huila, el departamento con mayor producción acuícola de Colombia.
Foto: Daniela Quintero Díaz

A inicios de mayo, El Espectador reveló que en un evento en el que participaron los ministerios de Agricultura y Ambiente, así como la Aunap (la autoridad pesquera del país) y los acuicultores, se dio a conocer una cifra que tiene a los científicos muy preocupados: en 2023, Colombia habría producido más de 20.000 toneladas de pez basa (Pangasianodon hypophthalmus), una especie considerada exótica con potencial invasor, por lo que su cultivo y producción en el país es ilegal.

El panorama expuesto en el evento resulta preocupante por varias razones. La primera, es que su presencia en ambientes naturales, como sucede también con los hipopótamos, podría poner en riesgo a especies nativas y ecosistemas, impulsar pérdidas económicas e inseguridad alimentaria en los pescadores artesanales, según la información recopilada por estudios del Instituto Humboldt. Cabe recordar que las especies exóticas invasoras son una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el país.

La segunda razón, corresponde a que es una especie que se estaría reproduciendo, criando y comercializando de forma ilegal ante los ojos de las autoridades en el país. Para la muestra, el pez basa ya estaría alcanzando una producción similar a la de la especie nativa con mejores alcances, la cachama, que concentra el 19 % de la producción nacional.

Una tercera razón que generó preocupación en el mundo de los académicos, tiene que ver con las declaraciones de un vocero de la Aunap durante la reunión a la que este diario tuvo acceso. “Hoy está prohibido el desarrollo de cualquier actividad con respecto a esta especie, pero vamos a trabajar sobre eso. Si bien sabemos que es una especie exótica, estamos revisando cómo, a través de nuestra legislación, podemos introducirla”, dijo el funcionario de la autoridad pesquera, una entidad adscrita al Ministerio de Agricultura.

La polémica volvió a activarse esta semana luego de unas declaraciones que la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, le dio a El Espectador. Al preguntarle por su posición frente a las intenciones de la Aunap, la ministra señaló que esta situación es similar a lo que “pasa con los campesinos en los páramos: hay que mirar cómo regulamos sus usos y reconocemos su propiedad”.

A continuación, Mojica aseguró que “la realidad es que el pez basa se desarrolla hace al menos 25 años, en Colombia. Si esta especie fuera una especie que amenaza algún ecosistema, seguro, ya lo habría desbastado. Estamos esperando que las autoridades ambientales muestren sus conceptos y sus actos de control ante esta especie, y lo cierto es que no ha pasado nada”.

Su respuesta fue rechazada por diferentes académicos en redes sociales. En la mañana de este sábado, 29 de junio, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, se manifestó a través de su cuenta en X (antes Twitter).

“Es una especie invasora con graves consecuencias para la biodiversidad. Estamos listos a hablar de paquetes tecnológicos con especies nativas. El Pangasus (como también se conoce al pez basa) es una amenaza en el medio natural para las especies nativas que sí requieren los pescadores de la cuenca del Magdalena”.

Cabe recordar que en una carta abierta firmada por la Asociación Colombiana de Ictiólogos (Acictios), se señalaba que “el pez basa ha sido clasificado como una especie con alto riesgo de ser invasora, siendo la acuicultura y las fugas las principales fuentes de dispersión”.

Sobre las intenciones para domesticarla, la Asociación expresó que “declarar al pez basa como especie domesticada es una medida que enmascara el requisito de solicitud de licencia y normaliza malas prácticas para su legalización. No podemos volver a repetir la historia de domesticar por decreto especies no nativas”.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

El próximo mes tendremos al aire “En foco”, el newsletter de la sección de video de El Espectador. En este espacio podrán encontrar el resumen de todos nuestros contenidos multimedia: documentales, entrevistas, podcasts y formatos como La Pulla, El Meollo, Claroscuro, entre otros. Si desea suscribirse, puede ingresar a este link y dejarnos sus datos.

Temas recomendados:

 

Melmalo(21794)02 de julio de 2024 - 03:29 p. m.
Hay que fortalecer la permanencia de nuestras especies nativas.
ivan(xyaef)29 de junio de 2024 - 08:16 p. m.
La ministra de agricultura es muy bruta, como muchas que ha tenido este gobierno.
HF(32718)29 de junio de 2024 - 07:31 p. m.
Es hora de que la ministra de Agricultura deje el cargo.
Usuario(51538)29 de junio de 2024 - 07:02 p. m.
La ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica,es otra burra que debe salir pronto de este gobierno. Además de inútil, ignorante. Pues claro que TODAS las especies invasoras son dañinas en ecosistemas que no son los suyos.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar