16 Jun 2022 - 2:00 a. m.

Vuelve y juega: Barranquilla quiere evitar inundaciones con solución a medias

Desde hace varios días se han presentado inundaciones en tres barrios de Barranquilla. La Alcaldía anunció la profundización y ampliación del caño de la Auyama, pero expertos señalan que esto no es una solución definitiva a las inundaciones y sí alarga la afectación de los actuales sistemas de drenaje a las fuentes de agua.

Paula Casas Mogollón

Medio Ambiente, Ciencia, Salud y Educación.

María Paula Lizarazo

Periodista de Amazonia y Ambiente
Vuelve y juega: Barranquilla quiere evitar inundaciones con solución a medias

Las imágenes en Barranquilla son repetitivas desde el fuerte aguacero del sábado 11 de junio: las calles empantanadas que, además de agua y lodo, estaban acompañadas de residuos de basura. Como consecuencia de las lluvias, el caño de la Auyama, ubicado en el suroriente de la ciudad, se desbordó damnificando a cerca de 530 habitantes de los barrios Rebolo, La Luz y La Chinita. Luego de la emergencia, Jaime Pumarejo, alcalde de la ciudad, realizó un recorrido por las zonas afectadas y anunció una serie de medidas para mitigar los riesgos y buscar una solución a las inundaciones.

Entre las soluciones propuestas por Pumarejo está la construcción de diques, un tipo de muros gruesos que sirven para contener la fuerza del agua o reconducirla. Otra de las propuestas es el dragado, que consiste en la remoción de tierra, rocas y lodos del fondo de los afluentes de agua por medio de máquinas. En el caño de la Auyama, por ejemplo, “en cuatro kilómetros se va a profundizar, ampliar y proteger el caño. Esto con el fin de que el agua que llegue pueda ser absorbida. Actualmente, no es lo suficientemente ancho ni profundo, así como no están protegidas las orillas”, indicó el mandatario. (Puede leer: Once días bajo el agua: un esfuerzo sin precedentes para salvar los corales)

Síguenos en Google Noticias