5 Apr 2019 - 10:43 p. m.

BMW, Volskwagen y Daimler se aliaron para evitar tecnologías más limpias en sus vehículos: UE

Una investigación preliminar de la Unión Europea asegura que los fabricantes de vehículos crearon "cartel" para evitar la competencia en el desarrollo de tecnologías que redujeran los gases contaminantes de sus automóviles.

Agencia Afp

Los fabricantes de vehículos alemanes BMW, Daimler y Volkswagen llegaron a acuerdos para evitar la competencia en el desarrollo de tecnología para reducir las emisiones de gases contaminantes, indicó este viernes la Comisión Europea, dando cuenta de un informe "preliminar".

"Tememos que esto sea lo que ha ocurrido en este caso y que Daimler, VW y BMW hayan violado las normas de la competencia en la UE", dijo en un comunicado la comisaria europea Margrethe Vestager, precisando que los fabricantes "tienen ahora la oportunidad de responder" a Bruselas.

La firma BMW anunció en un comunicado que iba a reservar provisones extraordinarias por "más de 1.000 millones de euros" a causa de los riesgos jurídicos del informe.

Las conclusiones iniciales de la investigación abierta en septiembre de 2018 apuntan a que las tres fabricantes de automóviles participaron en un "sistema colusorio" para "limitar el desarrollo y despliegue de tecnologías de reducción de emisiones para los vehículos nuevos de diésel y gasolina", precisa la Comisión.

Estas prácticas, que se desarrollaron entre 2006 y 2014, se pactaron en el marco de reuniones técnicas de los fabricantes de automóviles denominados el "Círculo de los Cinco" y privaron a los consumidores de comprar vehículos menos contaminantes, según el ejecutivo comunitario.

Los sistemas que se habrían visto afectados serían los de reducción catalítica selectiva (SCR) para motores diésel y los filtros de partículas Otto (OPF) para autos con motor de gasolina, precisa Bruselas, que llevó a cabo una serie de inspecciones en 2017.

El grupo Volkswagen confirmó a la AFP haber recibido el "pliego de cargos" de la Comisión, a la que responderá después de haberlo evaluado. Daimler por su parte aseguró que no espera una multa de Bruselas, ya que fue el primero en admitir estas prácticas.

Si las respuestas de las empresas no logran convencer a la Comisión, de confirmarse el cártel, esta puede imponerles una multa que podría alcanzar el 10% de su volumen de negocios anual a nivel mundial.

En julio de 2016, el ejecutivo comunitario impuso una multa de 2.930 millones de euros a cuatro fabricantes europeos de camiones, en su caso, acusados de acordar durante 14 años precios de venta.

La investigación se inició tres años después de las revelaciones en Estados Unidos de que Volkswagen instaló un dispositivo en millones de sus vehículos diésel en todo el mundo para hacer trampas en las pruebas de emisiones de gases contaminantes.

Comparte:
X