21 Jan 2021 - 11:00 a. m.

Cadenas productivas, aliadas en reactivación económica del país

Con el objetivo de reactivar las cadenas de valor, como la de piña, cacao o café, el programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET) otorga apoyos financieros y asesoría a las alianzas para su reapertura. Este programa busca fortalecer la competitividad territorial a partir de procesos de desarrollo económico local.

Redacción BIBO

La economía fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2. Pequeños negocios se vieron obligados a cerrar y a otros les tocó adaptarse a las nuevas reglas de bioseguridad que se deben adoptar para seguir operando. Las cadenas productivas que operan en algunas regiones del país hicieron parte de esa transformación y ahora buscan desempeñar un papel clave en la reactivación de la economía del país. (Lea: Turismo de naturaleza y comunitario, claves para la reactivación económica en Cauca y Chocó)

Alianzas como la de la piña en Meta, el bijao en Santander, el café en Magdalena o el cacao en Bolívar se han venido gestionando desde hace cuatro años por medio del programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET), que es financiado por la Unión Europea e implementado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y la Red Adelco. El objetivo de este programa es fortalecer la competitividad territorial a partir de procesos de desarrollo económico local.

Piña, el producto para reactivar la economía en Meta

La piña es el producto que más se cosecha en el departamento del Meta, en los Llanos orientales. En la temporada es tanta la cantidad que se produce que se ha llegado a perder e incluso ha generado la quiebra de los productores. Para evitar que se siguiera presentando una sobreoferta y con el propósito de articular los eslabones de la cadena de valor de la piña para posicionarla en el mercado, se creó una alianza empresarial para el mejoramiento de la competitividad y posicionamiento de este producto.

“Realizamos un trabajo previo con un proyecto, que está actualmente en ejecución y fue apoyado por el programa CET. Logramos potenciar un producto inicial como lo es la piña en fresco, que tiene unas características importantes según la variedad y permite la especialización de los actores para la inserción en los mercados”, asegura Clara Salazar, directora administrativa de Asoprodamet. Pero, este producto ya tiene mercados establecidos y su precio está supeditado al ejercicio de oferta y demanda.

Por medio de esta alianza se pretende centrar en la generación de valor agregado, a través de la capacidad de transformación, las unidades productivas de las dos variedades que se producen en el Meta. “Piña variedad: con producción de piña gold o MD2. Pulpa concentrada congelada, paletas a base de piña y refrescos a base de piña”, añade Salazar. Actualmente la alianza funciona en Villavicencio, San Martín, Granada y Puerto Rico (Meta). (Puede leer: Alianzas competitivas para reactivar económicamente los territorios)

En estas zonas trabajan con la Asociación de Fruticultores de Puerto Rico, que tiene cincuenta asociados; la Asociación de Piñeros de San Martín, que agrupa 25 productores; el Manantial de Frutas y Agrofrutales; la comercializadora internacional American Latin Group, que ha realizado exportaciones a Rusia y México, y Amazorinoquia. También cuentan con Asdisan y Asoprodamet como aliados comerciales. “Ahora, queremos desarrollar estrategias comerciales y colectivas que permitan su diferenciación y posicionamiento en mercados locales y nacionales”, dice Salazar.

El bijao, la planta que impulsa la economía de Santander

En Vélez, Florián, Jesús María y San Benito, en Santander, la hoja de bijao —una de las plantas que se utilizan para envolver los alimentos en Colombia— se ha transformado en el sustento de varias de las familias de la región. Para potenciar su uso se creó la alianza productiva para el posicionamiento comercial de los productos innovadores de la cadena de bocadillo en Vélez y así poder introducir al mercado la aromática de la hoja y los utilitarios a partir de la hoja de bijao.

“La alianza dinamiza la cadena productiva regional de la guayaba y su agroindustria. Llegamos a 150 familias en un trabajo que inicia con la alianza, pero que requerirá tiempo para alcanzar resultados significativos y sostenibles”, asegura Juan Carlos González, gerente de la Cooperativa Integral Guayabas Veleñas. En la iniciativa trabajan la Corporación por el Desarrollo de la Provincia de Vélez —que es la administradora de la alianza—, la Cámara de Comercio de Bucaramanga, la ADEL Vélez, productos Frutidulces y la Cooperativa. (Lea también: Alianzas territoriales, claves para impulsar el desarrollo en las regiones)

Las actividades de la alianza se han centrado en la adecuación de una planta deshidratadora de la Cooperativa Guayabas Veleñas, la dotación básica para los procesos de transformación de la hoja de bijao, la producción de aromáticas y utilitarios como vasos y platos desechables, para introducirlos al mercado; y la elaboración y ejecución del plan de publicidad.

Café, el secreto para fortalecer la economía del Magdalena

Con el objetivo de mejorar los procesos de trazabilidad y de acceso competitivo del sector caficultor y fortalecer la cadena de valor de los cafés especiales de la Sierra Nevada de Santa Marta surgió la Alianza Comercial de la Cadena de Cafés Especiales del Magdalena para fortalecer sus capacidades comerciales en mercados nacionales e internacionales, un proyecto liderado por la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena que surgió en el marco del programa del CET.

Hasta el momento, la alianza se ha encargado del diseño y la implementación de una propuesta de valor e identidad colectiva de los cafés y en actividades de promoción y gestión para clientes potenciales, que han realizado por medio de actividades. Ahora, esperan poder seguir trabajando en soluciones tecnológicas. “La idea es garantizar el proceso de trazabilidad del grano de café mediante un sistema de información que genere eficiencia en el control de calidad y permita sistematizar los procedimientos a seguir en cada una de las etapas del proceso del café. Se realizará a través de un software”, añade Lastra.

Cacao, la estrategia productiva de Bolívar

En Santa Rosa del Sur y Simití, dos municipios al sur de Bolívar, se desarrolla la alianza para la competitividad del sector cacaotero del sur del departamento de Bolívar, con el propósito de impulsar la comercialización estratégica de lotes y microlotes de grano de cacao especial y exportarlos a mercados nacionales o internacionales. “Nuestro objetivo es que los agricultores y sus familias puedan acceder a mejores ingresos y mejorar su calidad de vida”, sostiene Miguel Ángel Vargas, gerente general de la Red Cacaotera.

De esta alianza se benefician las unidades productivas de las organizaciones de Aprocasur y Asocalima, en conjunto con la Ecotienda como aliado comercial. Y, hasta la fecha, ha conseguido impulsar actividades estratégicas en la parte operativa y comercial. “Buscamos fortalecer los procesos logísticos de las organizaciones con fines de exportación e implementar acciones que generen competitividad y posicionamiento de la cadena de valor de cacao”, concluye Vargas. (Le puede interesar: En las regiones se esconde la clave para el desarrollo económico)

Estas cuatro alianzas —que han generado empleo y beneficiado, directa o indirectamente, a gente de las regiones— buscan aportar desde el sector social a la reactivación económica de los territorios. La producción de piña, cacao, hoja de bijao y café serán aliado para impulsar la economía de Colombia desde el campo.

Comparte:
X