5 Aug 2015 - 2:33 a. m.

Cámaras para prevenir incendios en Medellín

Ante el alarmante número de quemas, las autoridades compraron tres equipos que detectan cualquier indicio de fuego.

Redacción Medio Ambiente

Las altas temperaturas que se han presentado en Medellín en los últimos dos meses tienen preocupadas a las autoridades. Los incendios forestales parecen ser cada vez más frecuentes y más difíciles de controlar. De acuerdo con las cifras del Cuerpo Oficial de Bomberos de Medellín, en junio la ciudad padeció alrededor de 150 quemas, de las cuales 80 fueron forestales. Y aunque en julio ese número se redujo a 40, la población teme que ascienda nuevamente. Hace tan sólo dos días el cerro El Volador se prendió nuevamente.

De hecho, es probable que este fenómeno se siga presentando en agosto. El Sistema de Alertas Tempranas (Siata) ha informado que la temporada de sequía, uno de los principales factores que generan los incendios, irá hasta finales de este mes. Las lluvias regresarán sólo a mediados de septiembre. Y si a esto se suman las acciones humanas que, según las autoridades, también han influido en la formación de fuegos, el panorama no es alentador. En lo que va de 2015 el registro indica que ha habido unas 790 quemas.

Para hacer frente a esta situación, la Alcaldía de Medellín, el Área Metropolitana y el Siata se ingeniaron una nueva manera de monitorear los incendios en tiempo real: compraron tres cámaras térmicas por un valor de $350 millones, que podrán detectar las conflagraciones en los cerros y zonas verdes de la ciudad a una distancia de hasta diez kilómetros.

Los equipos hacen movimientos de 360 grados, funcionan con visión infrarroja y envían señales de puntos calientes y humo para poder actuar de manera inmediata y evitar grandes incendios, como el de Santa Elena y Las Tres Cruces ocurridos el pasado mes.

En cuanto a la ubicación de estas cámaras, “se estudia la posibilidad de colocar una en el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (DAGRD), otra en Girardota y Barbosa (para cubrir el norte) y otra en Sabaneta y La Estrella (para cubrir el sur)”, dice Carlos David Hoyos, director del Siata.

En junio, las entidades ya habían puesto a disposición una aplicación tanto para Android como para iOS que permite alertar a la comunidad sobre posibles emergencias y brindar información sobre lluvias, temperaturas y demás pronósticos del tiempo.

Sin embargo, aunque mecanismos como estos han permitido respuestas rápidas del cuerpo de bomberos, la población también reclama medidas más drásticas contra las personas que han estado involucradas. Según dicen, uno de los incendios que más daños causó, el del cerro de Las Tres Cruces en Belén y que acabó con 116 hectáreas, fue provocado por pirómanos.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete