22 Sep 2015 - 3:33 p. m.

Comunidades que trabajan por la integración social del espacio público

La Red de Gestión Social del Espacio Público El Virrey ha venido desarrollando actividades con el fin de involucrar a la comunidad en la rehabilitación y conservación de las zonas verdes del sendero ecológico.

Redacción Medio Ambiente

Los espacios públicos son necesarios para la recreación tanto de las comunidades como de toda la ciudad. Estas zonas que pueden ser consideradas como parques, plazas o zonas verdes, constituyen un elemento fundamental de expresión cultural, religiosa e histórica, por lo que se hace necesario hablar de su conservación.

En el parque lineal y sendero ecológico El Virrey, ubicado sobre el canal del río Negro, que comprende un espacio de 10.4 hectáreas, se encuentran distintos escenarios recreativos que desde hace más de 20 años son conservados por asociaciones de habitantes que han constituido, desde hace un año, una red para gestionar proyectos de integración en la zona.

En el proyecto intervienen asociaciones de habitantes que van desde los cerros orientales hasta la autopista norte y desde la calle 94 hasta la calle 72, así como la Secretaria de Ambiente, el Jardín Botánico y el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público.

“La red nos ha ayudado como residentes a unirnos en diferentes asociaciones y corporaciones y a conectarnos con unos aliados estratégicos privados y distritales. Esto es una iniciativa desde una comunidad vecina del sector hacia todos los habitantes de Bogotá y hacia el distrito de la ciudad”, dice Alba Astrid Cruz, una de las cofundadoras de la Red.

La Red encaminada hacia la conservación del medio ambiente y la preservación de El Virrey ha demarcado como objetivos promover una cultura del espacio público, gestionar proyectos de recuperación integral de la comunidad y ser puente mediador entre las entidades públicas y privadas que intervienen en el sector.

Por lo que desde hace 20 años, las asociaciones vienen participando en procesos de cambio dentro del sendero de El Virrey, como lo ha sido la construcción del retorno vehicular bajo el puente de la calle 92, la suspensión de la iluminación navideña en las zonas blandas del corredor, la intervención durante la construcción de la ciclorruta para evitar la tala de 80 árboles y la restauración y preservación del sendero ecológico.

“Manejamos un sentido ecológico en un espacio urbano pero ambientalmente lleno de árboles y de aves. Se maneja una conectividad por el cuerpo de agua, pero también se maneja una conectividad verde por el avistamiento de aves naturales del espacio, pero también de aves migratorias, entonces proponemos un manejo del espacio que mejore la calidad de vida y haga de esta una ciudad sostenible”, afirma Cruz.

En este momento, la Red lidera el Proyecto de Revitalización de la Plazoleta de la Calle 91 con carrera 16, una de las tres ideas ganadoras del II Premio Distrital de Espacio Público Haciendo Placemaking, con el que se pretende realizar intervenciones con mobiliarios, señalización, reforestación y reutilización de las zonas para transformas espacios deteriorados.

Dentro del proyecto, se hará la reactivación de este espacio público, a través de la construcción de zonas lúdicas y zonas de aglomeración que permitan realizar actividades en las que la comunidad pueda apropiarse de su entorno y revitalizar la zona.

En este camino, la red ya realiza actividades, como caminatas ecológicas con las que busca generar un sentido más profundo de pertenencia y ecológico, a través del conocimiento del tipo de especies de aves e insectos que habitan el sendero, con el apoyo de miembros de la Secretaría de Ambiente, así como de la Asociación de Humedales y de Ornitólogos.

El trabajo en El Virrey se ha convertido en una necesidad de la comunidad para preservar los entornos naturales, pero también en un trabajo diario para invitar a la gente a cuidar y proteger la zona.

Para Estela de Bernal, una de las cofundadoras de la Red, después de 20 años de labor, ahora el trabajo de la comunidad se centrará en trabajar con los colegios del sector y los más jóvenes.

Sabemos que la juventud está más sensible que los adultos, a nosotros nunca nos enseñaron lo importante y valioso que es el agua y el medio ambiente en general, pero yo creo que estamos a tiempo de aprender a mirar con otros ojos, sin embargo tenemos que encontrarnos los adultos y los jóvenes porque ese es el futuro para poder sobrevivir en este mundo”.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete