6 May 2015 - 4:24 p. m.

Crisis del agua obligará a habitantes de California a cambiar su estilo de vida

El gobierno aprobó restricciones urbanas de agua sin precedentes. Las ciudades tendrán que recortar hasta un 36% el uso de agua.

El Espectador

Este martes la crisis del agua en California (EE.UU) escribió un nuevo capítulo: el gobierno local aprobó restricciones sin precedentes para su consumo en las ciudades. Según informa el diario El País, de España, el Consejo de Recursos Hídricos obligará a las ciudades a un recorte global en el consumo del 25% respecto a 2013. Se trata de las primeras restricciones obligatorias en la historia de California.

"No será un recorte lineal. Las agencias locales de agua se verán obligadas a reducir entre un 8% y un 36% el consumo, según la cantidad de agua que utilizaran el verano pasado. Los gobiernos locales tendrán que asegurarse de cumplir objetivos como incentivar la sustitución del césped por otros jardines, impedir el riego innecesario e incentivar la sustitución de fontanería antigua por otra que gaste menos", dice el informe del diario español.

La decisión se tomó después de que fueran evaluados los consumos de agua por parte de los habitantes de California en el último mes y se encontrara que la reducción del uso del líquido se ubicó en una media del 3,6% respecto a los niveles de 2013. Esto significa que en el último año solo se ha reducido un 9% el consumo, un valor muy lejano a los objetivos marcados por el gobienro.

Tras cuatro años de intensa sequía, en 2014 las autoridades intentaron motivar el uso racional del agua bajo campañas de ahorro voluntario para alcanzar una disminución del 20% en el consumo, pero la medida fue ignorada. Ante la escasez de reservas de nieve hace un mes el gobernador Jerry Brown emitió una orden ejecutiva para lograr una reducción en el consumo de agua del 25% respecto a los niveles de 2013.

Según informa El País no está claro cuáles son las herramientas de la autoridad estatal para imponer estas restricciones, pues el suministro de agua depende de más de 400 agencias locales, algunas de ellas opuestas a los recortes. Lo que sí anunció el gobernador, Jerry Brown, es que se podrían multar hasta con 10.000 dólares a los que malgasten agua. Otra propuesta que está sobre la mesa es comenzar a cobrar el agua por tramos, es decir, más cara a quien más usa.

Los habitantes de las ciudades de California criticaron las medidas de Brown por centrarse exclusivamente en el ámbito urbano, alegando que el campo de California, la primera potencia agrícola de EE UU, consume el 80% del agua del estado. "Brown ha defendido sus medidas asegurando que los recortes de agua en el campo suponen pérdidas de cosechas y de empleos, mientras en las ciudades hay margen para recortar el uso personal", reseña El País.

(Lea aquí el artículo completo del diario El País de España)

Temas relacionados

Consumo de aguaJerry Brown
Comparte:
X